Un hat-trick del argentino da una importante victoria al Barcelona en Sevilla
El Barcelona, o mejor dicho Messi, aprobó con nota en uno de los partidos más complicados que le quedan esta temporada y dio muestras en el Sánchez Pizjuán de que va a por todas esta temporada. Y todo esto a sólo una semana de visitar el Santiago Bernabéu donde una nueva victoria le daría más que media Liga en la jornada 26. El Sevilla, pese a su buena primera parte, se queda fuera de los puestos de Champions, tras el triunfo matinal del Getafe.

El impresionante minuto de silencio dedicado al expresidente sevillista Roberto Alés, dio paso a un gran partido lleno de intensidad y buen juego por parte de ambos. Valverde sorprendía dando a Umtiti la titularidad tras su larga lesión en un partido de esta exigencia y volvió a dar una oportunidad a Coutinho. Machín, por su parte, hizo debutar al croata Rog en el doble pivote junto a Banega y apostó por Navas, pese a que estaba tocado. Y la presencia del palaciego fue fundamental ya que marcó el 1-0 en una gran contra llevada por Ben Yedder que se inició tras robar Promes un balón a Messi. Era el minuto 21

El Barcelona, que sólo había marcado un gol y de penalti en los dos últimos partidos de Liga, supo reaccionar a tiempo y cuatro minutos después Messi, quién si no, empató el partido al rematar de volea un centro medido de Rakitic. El conjunto azulgrana volvía a meterse en el partido, pero en cuanto a intensidad iba por debajo de un Sevilla mucho más metido en el choque. En el cuarto de hora final el Barça entró en una fase de bajón que aprovecharon los locales para irse al descanso con ventaja. Un mal saque de Ter Stegen acabó en un ataque por banda derecha del Sevilla que acabó con un remate cruzado de Mercado tras pase atrás de Sarabia. El 2-1 al descanso hacía justicia al mejor juego sevillista.

Tan mal lo vio Valverde tras el paso por el vestuario que hizo un doble cambio dando entrada a Dembélé y Sergi Roberto por Vidal y Semedo. Y acertó de pleno porque el Barça ganó posesión y se hizo con el partido. Dembélé ya tuvo el 2-2 en sus pies tras un pase de Suárez pero el francés se trastabilló a la hora de rematar. Machín tuvo que hacer también dos cambios en el inicio de la segunda parte, pero por lesión. Mudo Vázquez y Amadou entraron por Mercado y Wöber. Y el técnico sevillista, ante la pérdida de posesión de los suyos, dio entrada también a Roque Mesa por el debutante Rog. Minuto 60 y el Sevilla ya había realizado los tres cambios. El partido también se jugaba en los banquillos.

Todo se iba a decidir en la última media hora con un Barcelona mejor que el inicial y un Sevilla que perdió chispa. Y en ese espacio quedó claro que a Messi se le da de lujo el cuadro sevillista. Primero, el argentino remató a la escuadra un balón que le pasó Dembélé tras un mal saque de Vaclik y a falta de cuatro minutos le dio la vuelta al partido picando por encima del meta checo. Tres puntos importantísimos para el Barcelona gracias a un Messi descomunal al que se le da de escándalo el Sevilla: Le ha hecho 36 goles en 35 partidos. Para culminar la tarde, Luis Suárez acabó con su sequía goleadora ya en el tiempo de añadido y cerrar una perfecta segunda parte del Barcelona.

Lo más visto