Paul Mitchell también tendrá prohibido ir a ver fútbol a un estadio por diez años
Un fanático de Birmingham que golpeó al capitán de Aston Villa , Jack Grealish durante un derby muy cargado de tensión en la segunda división del campeonato inglés, fue encarcelado durante 14 semanas y expulsado de los estadios de fútbol durante 10 años.

El futbolista de 23 años fue atacado por Paul Mitchell en un incidente impactante durante el enfrentamiento del domingo entre los rivales locales en St Andrew's. El seguidor del cuadro local corrió al campo en el décimo minuto del derby, golpeó a Grealish por detrás y lo tumbó sobre el césped.

El hombre de 27 años finalmente fue capturado por el personal de seguridad mientras que Grealish, visiblemente sorprendido, pudo continuar jugando y, finalmente, anotó el tanto ganador para el Villa en la segunda mitad.

Mitchell se declaró culpable de lo ocurrido en el terreno de juego cuando compareció ante el Tribunal de Magistrados de Birmingham. Además de su sentencia de prisión y prohibición de estadía en el estadio, a Mitchell se le ordenó pagar £ 100 ($ 130) a Grealish como compensación por el dolor, la incomodidad y el impacto causados ​​por el asalto.

Al pasar la sentencia, la magistrada Alison Fisher le dijo a Mitchell: "Este tipo de comportamiento es completamente inaceptable", una opinión compartida por su propio club de fútbol.

 "El señor Grealish ha declarado que estaba sorprendido y asustado y se siente afortunado de que no haya sido peor. Los jugadores como el señor Grealish tienen derecho a protección. Por lo tanto, hemos salido de nuestras directrices en interés de la justicia".

Birmingham dio la bienvenida a la sentencia y confirmó que se le ha prohibido el ingreso a su estadio, y de comprar entradas para partidos como visitante, de por vida.

"El Birmingham City Football Club da la bienvenida a la sentencia que los magistrados de Birmingham dictaron hoy a Paul Mitchell. Lo que hizo fue inaceptable y no tiene lugar en el fútbol", se leyó en un comunicado del club.

 Al mismo tiempo, el club también ha prohibido a otro partidario el ingreso de por vida por una serie de tweets viles y maliciosos en las redes sociales, en contra de Jack Grealish y su familia. "El individuo en cuestión sigue siendo objeto de una investigación en curso por la policía de West Midlands".

"El Birmingham City FC rechaza todas las formas de comportamiento antisocial. No toleraremos el tipo de incidentes que hemos visto durante y desde el partido del derby del domingo contra el Aston Villa Football Club"

Lo más visto