La Roja venció por 2-0 a Tailandia por el cierre del Grupo F de la Copa del Mundo Femenina de Francia 2019, pero no le alcanzó para meterse entre las mejores terceras. El tercero estuvo cerca, pero Pancha Lara estrelló su potente penal en el travesaño.
El tempranero triunfo de Camerún por 2-1 frente a Nueva Zelanda había complicado la tarea del combinado criollo, que necesitaba vencer a las asiáticas por una diferencia de al menos tres tantos. Y estuvo muy cerca de hacerlo, pero a cinco minutos del final Francisca Lara malogró un penal que le hubiese dado la clasificación (su remate dio en el travesaño).

Las dirigidas por José Letelier salieron con todo y se generaron varias ocasiones para marcar ante una débil escuadra rival.

En la primera parte pudieron abrir la cuenta a los 10′ con un remate de María José Urrutia y en el primer minuto de descuento con un tiro desde fuera del área de Rosario Balmaceda, pero en ambas ocasiones el palo impidió la celebración nacional. Por su lado, las tailandesas lo tuvieron a los 37′ por medio de Intamee, pero el esférico se fue por poco desviado.

Sin embargo, en el complemento llegó con todo la ilusión chilena. De entrada, a los 47′ la Roja consiguió la apertura del marcador, luego de que Yanara Aedo sacara un potente remate que dio en el vertical y rebotó en la portera Waraporn Boonsing para entrar al arco. En tanto, a los 80′, Urrutia puso la segunda cifra al conectar un certero cabezazo.

A los 83′ llegó la mejor chance. La jueza Anna-Marie Keighly sancionó un penal, tras recurrir al VAR, de la golera contra Urrutia. Pero de manera increíble Francisca Lara estrelló el esférico en el horizontal.

Al final, la Roja femenina no pudo lograr una histórica clasificación a octavos, aunque se despidió con la frente en alto sumando su primera victoria en un evento en esta categoría.