La escuadra nacional, ampliamente superior que la "cafetalera" durante los 90 minutos y con dos goles anulados por VAR, clasificó a semifinales desde los doce pasos, y derribó el favoritismo que tenían sus rivales.
Chile clasificó de manera heroica en la Copa América de Brasil tras vencer por penales a Colombia (luego de igualar 0-0 en los 90 minutos), en un duelo en que fue ampliamente superior en lo futbolístico y la actitud y donde el VAR le anuló dos goles.

En un encuentro intenso y dramático, el elenco de Reinaldo Rueda se impuso al polémico desempeño del juez trasandino frente al cuadro cafetalero, que llegaba como favorito por su campaña perfecta en la fase grupal. Pero el Equipo de Todos estuvo espectacular para derribar a uno de los candidatos en la tanda desde los doce pasos.

Los colombianos comenzaron mejor el partido, tomando de entrada la posesión del balón y ahogando las salidas del combinado criollo, aunque sin generar ocasiones claras de gol ni exigir al portero Gabriel Arias.

Poco a poco el conjunto nacional empezó a soltarse y a los 13′ avisó con un cabezazo de Charles Aránguiz, donde el portero David Ospina reaccionó de forma brillante, aunque después se invalidó la acción por una posición de adelanto.

Luego, a los 15′ llegó la jugada más polémica del compromiso, cuando Aránguiz abrió la cuenta tras un enredo entre Tesillo y Ospina, pero de manera increíble, el juez Pitana anuló todo después que desde el VAR le avisaran sobre un off-side inexistente de Alexis Sánchez. El trasandino ni siquiera recurrió físicamente al videoarbtraje.

En el complemento se vio a la Roja por pocos pasajes complicada, pero a los 70′, de nuevo de manera increíble, Pitana invalidó otra vez un gol de los criollos en un tiro de Arturo Vidal por una dudosa mano de Guillermo Maripán en la jugada.

Al final, no se hicieron daño y el cotejo se tuvo que definir mediante los lanzamientos penales, donde Chile estuvo perfecto al marcar sus cinco tiros y que Tesillo fallara, para que Alexis, al igual que en la final del 2015 con Argentina, fuera el encargado de desatar los festejos para los criollos.

Ahora, la Selección buscará una nueva final consecutiva ante el ganador de la llave entre Uruguay y Perú, que se disputará mañana sábado.

El sueño del tricampeonato de América sigue más vivo que nunca.

Lo más visto