Colors: Yellow Color

La compañía es dueña ahora de contenidos como 'Los Simpson', 'Avatar' o 'X-Men'.
The Walt Disney Company ha completado este miércoles la adquisición de 21st Century Fox (21CF) por un total de 71.300 millones de dólares (62.840 millones de euros), poniendo así punto final a año y medio de negociaciones tras haber elevado su oferta un 36% respecto de los 52.400 millones de dólares (46.190 millones de euros) pactados a finales de 2017 para superar la intromisión de Comcast, según indicó la multinacional

La transacción, efectiva a partir de las 17.02 horas de este miércoles, implica la absorción por parte de Disney de alrededor de 19.200 millones de dólares (16.923 millones de euros) en deuda de 21CF, así como de unos 19.800 millones de dólares (17.452 millones de euros) en efectivo de la compañía. Asimismo, Disney calcula que la absorción de 21CF permitirá alcanzar para 2021 sinergias de costes por valor de unos 2.000 millones de dólares (1.763 millones de euros).

De este modo, la compañía del ratón Mickey se hace con la propiedad del negocio de producción cinematográfica de 21CF, incluyendo entre otras Twentieth Century Fox y Fox Searchlight Pictures, además de los canales de televisión de Fox, salvo los informativos, obteniendo así el control sobre X-Men, Avatar, Los Simpsons, FX Networks y National Geographic, a los que suma la participación de 21CF en el servicio de streaming Hulu.

Con anterioridad al cierre de la operación, 21CF ha completado la separación de sus canales de noticias y deportes, incluyendo FOX News Channel, FOX Business Network, FOX Broadcasting Company, FOX Sports, FOX Television Stations Group, y los canales de deportes a través de cable FS1, FS2, Fox Deportes y Big Ten Network.

“Se trata de un momento histórico para nosotros”, declaró el presidente y consejero delegado de Disney, Robert Iger, subrayando que la combinación de ambas empresas da origen a la “principal compañía global de entretenimiento”.

Disney, que a finales de 2017 había alcanzado un acuerdo para adquirir la mayor parte de los activos de 21CF por 52.400 millones de dólares, se vio forzada a elevar su oferta a 71.300 millones de dólares en junio de 2018, después de que Comcast ofreciese por la compañía de Rupert Murdoch un total de 65.000 millones de dólares (57.300 millones de euros)

La plataforma lanza este año 90 filmes frente a los sólo 10 de Disney o los 23 de Warner
Netflix vuelve a remover las aguas y los ánimos de Hollywood. Las astronómicas cifras que la plataforma mueve ya en términos de inversión y producción parecen provocar más que recelos en las grandes productoras y distribuidoras de la industria del cine. Y, tras el triunfo de la Roma de Alfonso Cuarón en los Oscars, el director y gobernador de la Academia de Cine estadounidense por la sección de realizadores, Steven Spielberg, quiere endurecer las condiciones bajo las cuales las películas producidas por una plataforma de televisión pueden optar a ganar una o más estatuillas. La mayoría de cineastas y actores a los que se pregunta coinciden en que las dos partes están condenadas a entenderse, que eso es el signo de la historia. Pero de momento, es la guerra.

Los temores de las multinacionales que de momento viven del cine en sala parecen comprensibles si se tiene en cuenta la previsión de Netflix de invertir 15.000 millones de dólares y de estrenar 90 películas de producción propia a lo largo de todo el año 2019. Para hacerse una idea de lo que esto significa baste decir que la Disney –el gigante que tras haberse hecho con la Marvel, Lucasfilm y Pixar se dispone a firmar la adquisición de la Twentieth Century Fox– lanzará este año tan sólo 10 películas. Y Warner, el estudio que más títulos proyectará en la gran pantalla este año, prevé sacar al mercado 23 filmes.
Grandes directores

Martin Scorsese, Steven Soderbergh o Guillermo del Toro ya trabajan para Netflix

De las noventa cintas de Netflix para este año, unas veinte son ambiciosos largometrajes con presupuestos de entre 20 y 200 millones de dólares; otras 35, películas de género de hasta 20 millones de dólares, y las 35 restantes se reparten entre animación y documentales. Martin Scorsese, Steven Soderbergh, Noah Baumbach o Guillermo del Toro son algunos de los directores de esos proyectos. Y Sandra Bullock, Dwayne Johnson, Ryan Reynolds, Meryl Streep o Ben Affleck, algunas de sus estrellas.

Tanto Disney como Warner se disponen a lanzar sus propias plataformas de cine y series en streaming. La primera aterrizará en ese territorio con una inversión próxima a los 500 millones de euros, según estimaciones no oficiales que la multinacional no confirma pero tampoco niega.
Inversiones millonarias

Disney y Warner lanzarán sus propias plataformas de cine y series en streaming

El crecimiento espectacular de la reina de las plataformas de televisión y las reacciones a la defensiva por parte de las empresas tradicionales y de algunos realizadores no significa que estemos ante una derrota del cine en sala ni de un paseo militar por parte de Netflix. Así lo indican los datos más bien mixtos de la evolución financiera de la plataforma. Porque, aunque sus ingresos aumentaron el año pasado un 35% respecto a los del 2017, hasta llegar a 15.800 millones de dólares, la deuda pasó en el mismo periodo de 6.500 a 10.400 millones de dólares. Y la reducción en el margen de beneficios llevó a los propietarios a anunciar en enero un incremento de hasta el 18% en las cuotas de abono que pagan sus más de 58,4 millones de clientes en Estados Unidos, que suman el 42% de los 139,2 millones de abonados en todo el mundo.

En el ámbito profesional, la irrupción de Roma de Alfonso Cuarón en los Oscars de este año –donde ganó los premios a mejor director, película extranjera y fotografía– ha venido a romper definitivamente la frágil tregua que partidarios y detractores de la presencia de Netflix en los encuentros internacionales mantenían desde hacía casi un año. La renuncia de la plataforma a competir en Cannes en vista de las exigencias de exhibición en sala que el festival le imponía para competir resultó demasiado brusca e inconveniente para todos. Y salvo contados episodios como el de la protesta de los exhibidores alemanes por la presencia en la Berlinale del filme de Netflix Elisa y Marcela, de Isabel Coixet, las aguas parecían relativamente tranquilas desde mayo.

En España, los festivales han ido incorporando producciones del nuevo gran operador y otras plataformas. El responsable del certamen de San Sebastián, José Luis Rebordinos, siempre lo ­tuvo claro. Y ahora el Festival de Málaga, que empieza la semana que viene, incluye por primera vez un filme de Netflix en su sección oficial a concurso: ¿A quién te llevarías a una isla ­desierta?, de Jota Linares. Además, la cita en Andalucía acogerá la presentación, fuera de competición, de tres series: la segunda temporada de Gigantes, Instinto y una nueva entrega de Cuéntame.

Spielberg y los demás profesionales que defienden a capa y espada la cinematografía de gran pantalla cuentan aquí con un activo de excepción en la persona de Pedro Almodóvar. El manchego aboga por una normativa clara sobre la obligación de estrenos en sala para los filmes que Netflix, Amazon o HBO quieran incluir en las grandes citas del cine.

Pero ni Spielberg ni Almodóvar ni ningún cineasta al que se pregunte quieren plantear el asunto en términos demasiado beligerantes. Saben que las plataformas han llegado para quedarse; que la forma de ver cine ya no es una sola y que, por tanto, de lo que se trata no es de ganar sino de hablar, pactar y poner orden.

¿Por qué Disney despidió a James Gunn? | Algunos meses después de haberlo despedido, Disney recuperó a James Gunn para que dirija "Guardianes de la Galaxia Vol. 3". ¿Por qué Disney despidió en su momento a Gunn? Conoce la historia completa
¿Por qué Disney despidió a James Gunn? | La semana estuvo llena de sorpresas. Además del lanzamiento de un nuevo tráiler de "Avengers: Endgame", el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU por sus siglas en inglés) recuperó a James Gunn como director de "Guardianes de la Galaxia 3" a pesar del escándalo desatado a mediados de 2018.

Si bien el caso de James Gunn y Disney es recordado por muchas personas en la red, otros aún se preguntan qué llevó a Disney tomar la drástica decisión de despedir al director en primer lugar. Por eso, el siguiente artículo es necesario ahora para repasar todos los acontecimientos.
¿Qué pasó entre Disney y James Gunn?

Todo comenzó en julio del 2018, cuando el teorista de conspiraciones Mike Cernovich guió la atención pública hacia unas publicaciones en Twitter que había hecho James Gunn entre el 2008 y el 2012. La mayoría de ellas eran bromas de humor negro sobre violación, abuso de menores y pedofilia.

Debido a las fuertes críticas generadas contra el director y la misma Disney, la compañía decidió despedir a Gunn de su puesto como la cabeza de la próxima película de "Guardianes de la Galaxia Vol. 3". Además, separó al cineasta de la creación del 'Universo Cósmico' que Marvel estaba planeando.

Ante esto, James Gunn explicó en una serie de tuits que sus comentarios eran cosa del pasado, que al inicio de su carrera fue un provocados tanto en sus películas como en los chistes que contaba. Además, señaló que ya se había disculpado en el pasado por herir a las personas y que ahora solo se concentraba en convertirse en la mejor persona que podía llegar a ser.

La decisión de Disney fue severamente criticada por periodistas y personajes del entretenimiento a lo largo de todo el mundo. Esto incluyó a los actores que hacían de los Guardianes de la Galaxia, que publicaron una carta en apoyo a su director.

Como respuesta contra Disney, entre muchas otras, Bobcat Goldthwait, quien trabajó como actor de voz en "Hércules", de 1997, pidió que la compañía retire su voz de un parque de atracciones basado en el filme. Además, los fanáticos de Gunn promovieron una petición online para que contraten nuevamente al director, la misma que superó las 400.000 firmas.

Aún así, por el escándalo Sony Pictures decidió no publicitar la nueva película del director, "Brightburn", en la Comic-Con de San Diego del 2018. No obstante, cuando en diciembre del mismo año se compartió el primer tráiler de la película, el nombre de Gunn siguió siendo uno de los principales atractivos del título de terror.

Desde el despido, la compañía intentó buscar un reemplazo para el director, pero la presión fue tal que se decidió conversar con James Gunn sobre su regreso. Según Deadline, el presidente del directorio de Walt Disney Studios, Alan Horn, se reunió con Gunn en múltiples ocasiones para conversar sobre lo ocurrido.

Gracias a la disculpa pública del polémico cineasta y por su manejo de la situación luego de la acusación por sus tuits, Horn decidió hacerle una propuesta para su reinstalación en secreto. Como en ningún momento se pronunció en contra de Disney, su relación con la compañía no fue comprometida.

No obstante, mientras todo esto se planeaba en secreto, Gunn firmó un contrato para dirigir la secuela, o reinicio, de "Suicide Squad" para Warner Bros y DC. Ante esto, una nueva ola de críticas de la opinión pública golpeó a Marvel Studios por haber dejado ir al director.

Ahora, en marzo del 2019, se reveló que James Gunn volvería a dirigir "Guardianes de la Galaxia Vol. 3". El acuerdo indica que una vez termine la película del 'Escuadrón Suicida', Gunn comenzará la producción de lo nuevo de los Guardianes de la Galaxia.

 

Tras el triunfo de Roma en los premios de la Academia, el director lanzó nuevamente una fuerte campaña para que la plataforma de streaming ya no tenga privilegios ni sea medida con la misma vara que las películas de cine convencional.
Tras conocerse que Spielberg hizo todo lo posible para que Roma de Alfonso Cuarón no llegue hasta el deseado galardón a Mejor Película, ahora el renombrado director está decidido ir por las futuras producciones de la plataforma de streaming y de las demás compañías para que ninguna más tenga acceso a los premios de los Óscar.

Según el portal Indiewire, la batalla entre Steven y Netflix irá a otras instancias en la reunión de Junta de Gobernadores en estos días en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en donde el director y miembro de la junta directiva propondrá una regla con cambios para que pueda evitar específicamente que Netflix y otros medios de streaming como Amazon o Hulu no puedan ingresar a la próximas nominaciones.

“Una vez que te comprometes con una formato de televisión, eres una película de televisión”, había declarado el famoso cineasta quien estuvo a cargo en los 90 de Jurassic Park.

“Ciertamente, si es un buen espectáculo, mereces un Emmy pero no un Óscar”, había asegurado además.

Por su parte, Netflix US respondió estos agravios en su cuenta oficial con un mensaje directo a Spielberg pero sin mencionarlo públicamente.

"Amamos el cine. Aquí hay algunas cosas que también amamos. Acceso para las personas que no siempre pueden pagar, o viven en pueblos sin teatros. Dejar que todos, en todas partes, disfruten de lanzamientos al mismo tiempo. Darles a los cineastas más formas de compartir arte. Estas cosas no son mutuamente excluyentes", dice el mensaje.

Según indicó El País que, además de que estuviera detrás de la derrota de Roma en la categoría a la mejor película en los premios Oscar, también el director aprovechó el gran poder que tiene en Hollywood para hacer campaña en favor de Green Book, que a fin de cuentas se vio reflejado en el resultado final.

“Captain Marvel”, protagonizada por Brie Larson, termina un heroico fin de semana de estreno con 153 millones de dólares recaudados en América del Norte en 4.310 salas, reviviendo una apagada taquilla en 2019.

“Captain Marvel” sumó 302 millones de dólares a nivel internacional, llevando a un estimado global de fin de semana de apertura a 455 millones de dólares, el sexto mayor debut de todos los tiempos.

La cinta superará a la entrega de Disney “Rogue One: A Star Wars Story” que registró el decimoséptimo lugar en el fin de semana de apertura con 155,1 millones de dólares en 2016. Será además el mejor debut desde “Incredibles 2” con 182 millones de dólares en junio.

La taquilla total doméstica para 2019, que se había desplomado un 27 por ciento antes de este fin de semana, ahora se ubica un 21 por ciento por debajo a 1.790 millones de dólares, de acuerdo a Paul Dergarabedian, analista de medios de Comscore.

El tercer fin de semana de “How to Train Your Dragon: The Hidden World” de Universal lideró el resto de las entregas con 14,7 millones de dólares en 4.402 salas para un total local de 17 días de 119,7 millones de dólares.

El segundo fin de semana de “Tyler Perry’s A Madea Family Funeral” registró 12,1 millones de dólares en 2.442 salas.

Mientras Roma tenía la mayor cantidad de nominaciones, la biopic de Queen y la cinta de Marvel brillaron en categorías inesperadas. Green Book, en tanto, se llevó el máximo galardón.

La noche del domingo 24 de febrero, en Los Angeles se vivió una nueva ceremonia de premiación de La Academia. Desde el Teatro Dolby en California, se dio a conocer a los ganadores de lo más destacado del cine del último año.

Roma, con 10 nominaciones, era la película con mayor cantidad de postulaciones a los Oscar. Sin embargo, la cinta mexicana dirigida por Alfonso Cuarón y protagonizada por la mujer de origen indígena Yalitza Aparicio, obtuvo menos reconocimiento del esperado: Mejor Director, Mejor Película extranjera y Mejor Fotografía.

Si bien, Green Book -dirigida por Peter Farelly y protagonizada por Viggo Mortensen- fue elegida como la mejor película, solo obtuvo dos óscares más: Mejor guión original y Mejor Actor de reparto para Mahershala Ali.
Las sorpresas
A Star is born tenía ocho nominaciones, entre ellas a Mejor Película, pero solo obtuvo un premio Oscar: Mejor canción original por su tema “Shallow”. En un emotivo discurso de Lady Gaga que invitaba a no rendirse y perseguir los sueños, recibió la estatuilla junto a Mark Ronson.

Por su parte, Black Panther no solo dio reconocimientos a artistas afroamericanos -aspecto que se resintió en ediciones anteriores- también se convirtió en la película de superhéroes que más galardones obtiene. Con sus premios por Mejor diseño de producción, diseño de vestuario y banda sonora; superó a Batman: el caballero de la noche (2008) que tenía dos estatuillas.

Además, vale destacar, que esta es la edición de los Oscar que ha premiado a más afroamericanos: Regina King como Mejor Actriz de Reparto, Mahershala Ali como Mejor Actor de Reparto, Ruth Carter por Mejor diseño de vestuario, Hannah Beachler por Diseño de producción, Kevin Willmott y Spike Lee por Mejor guión adaptado y Peter Ramsay gracias a la cinta animada Spider-man: into the Spider-verse.
Bohemian Rhapsody: la biopic con más galardones

Con cuatro premios Oscar, Bohemian Rhapsody fue la que se llevó más estatuillas bajo el brazo. La biopic que narra el origen y ascenso a la fama de la banda británica Queen y su vocalista Freddie Mercury, fue reconocida como Mejor Edición, Mejor mezcla y edición de sonido, y como Mejor Actor protagónico por el trabajo de Rami Malek.

Aunque provocó opiniones divididas tanto en la crítica especializada como en la audiencia, Bohemian Rhapsody es la cinta musical más exitosa de la historia e incluso superó a la laureada El Padrino (1972), que obtuvo tres óscares a Mejor Película, Mejor actor y Mejor guión adaptado.

Lo más visto