Colors: Cyan Color

La comunidad vicarial participó de los actos previstos para la jornada festiva, actividades que se desarrollaron en el templo Catedral, el convento San Agustín y las calles céntricas de la capital regional.

Un gran número de feligreses manifestaron su devoción a la Virgen del Carmen en los programas organizados por la Vicaría de La Serena para celebrar la tradicional festividad, actividades que comenzaron en el templo Catedral con la santa Misa a mediodía, presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas. Más tarde, en el convento San Agustín, y en compañía de personal representativo de las Fuerzas Armadas y de Orden, se reflexionó en  torno a la figura de la Reina y Madre de Chile, para luego dar comienzo a la tradicional procesión por las calles del casco histórico de la ciudad colonial.

“Este es un año pastoralmente muy potente. Estamos en el marco de los preparativos para lo que será el Congreso Eucarístico Arquidiocesano en noviembre próximo. Por ello, es que la reflexión que hemos realizado para la festividad de la Virgen del Carmen ha consistido en el Sacramento de la Eucaristía, sin descuidar las intenciones particulares, centradas en los jóvenes, la situación de los adultos mayores, así como también las intenciones personales que cada uno presenta al Señor en sus oraciones, entre otros. De igual modo, manifestamos a la Patrona de Chile lo que será el Mes Misionero Extraordinario el próximo mes de octubre, colocando en sus manos los frutos que esperamos obtener de esa convocatoria realizada por el Santo Padre Francisco. Los Padres de la Patria solicitaron su intercesión en momentos de mucha dificultad, también nosotros queremos hacerlo en esta época contemporánea”, manifestó el P. Carlos Valenzuela, Vicario Foráneo de La Serena.

Los actos concluyeron en el templo san Agustín con la entonación del Himno Nacional y la despedida de la Patrona de Chile, que estuvo a cargo de la Banda Instrumental del Regimiento Nº 21 “Coquimbo”.  

  • Con encuentros realizados en el salón arzobispal y en el Seminario Mayor “Santo Cura de Ars”, laicos y religiosos conocieron aspectos del documento postsinodal del Papa Francisco.

Con el objetivo de reflexionar en torno a la mirada del proceso del Sínodo de los Jóvenes, junto con las acentuaciones pastorales que resultaron de él, la noche del lunes 3 de junio se vivió el Encuentro Pastoral en torno a la Exhortación Apostólica postsinodal “Cristo Vive” en el salón del Arzobispado de La Serena, en el que participaron jóvenes de la Arquidiócesis, junto a los encargados de las unidades eclesiales en la que ellos participan.

En la jornada, organizada por la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Juvenil, la exposición estuvo a cargo de Ricardo Nadales, Director del Área Evangelizadores de la Conferencia Episcopal de Chile e Integrante del equipo Latinoamericano de Pastoral Juvenil, quien mencionó que “el mismo Papa Francisco al publicar la Exhortación dijo que el Sínodo no se ha acabado. La próxima semana hay un encuentro con jóvenes en Roma al respecto y en él participarán dos representantes de Chile. Entonces esta reflexión nos sirve para ir entendiendo el documento y aplicándolo de forma práctica en las comunidades”.

Al finalizar, Dilver Aguirre, joven perteneciente a la parroquia “San Pedro” de Coquimbo, indicó que “para nosotros es emocionante que nos tengan considerados como jóvenes, tanto los de hoy como para las generaciones futuras, quienes viven su vida conectados con el mundo de hoy, pero con el anhelo de evangelizar al Cristo que vive en cada uno de quienes formamos parte de su Iglesia”.

Una mirada junto al presbiterio

Similar encuentro se vivió la mañana del martes 4 de junio, ya que en el contexto de la reunión mensual de clero se trabajó en relación a los antecedentes, aportes de las diócesis chilenas al Sínodo de los Obispos, sus principales desafíos, junto con la presentación del mencionado documento del Papa Francisco.

En la ocasión, el P. Ariel Robledo, Asesor de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Juvenil, manifestó su esperanza para que “el clero pueda comprometerse en anunciar lo que los jóvenes anhelan. Que es un grito no tan solo diocesano o nacional, sino más bien a nivel mundial de lo que ellos quieren para la Iglesia, que es un cambio radical, donde ellos se sientan tomados en cuenta y puedan descubrir que son parte de un caminar”.

Por su parte, el P. Jorge Arancibia, capellán del colegio La Providencia de Ovalle, enfatizó que este documento “en primer lugar es un desafío, por lo que hay que sentarse a pensar, a trabajar el tema junto a la Catequesis Familiar. Además, considero que, si bien no se menciona, en nuestra zona debiéramos tomar en cuenta a los Bailes Religiosos, que están compuesto por muchos jóvenes. La Exhortación nos invita a mirar de otra forma la juventud, para que nosotros como pastores podamos ayudarlos a que se escuche su sentir”.

Diversas comunidades de las cuatro vicarias han dispuesto celebraciones para manifestarle su devoción a la Reina y Madre de Chile.

 A lo largo y ancho de la Iglesia que peregrina por las provincias de Elqui y Limarí,  numerosas son las comunidades bajo la Advocación de la Virgen del Carmen. Por tal motivo, es que los integrantes de estas parroquias y capillas han preparado programas especiales para manifestarle su cariño y encomendarse a su protección.

La Serena

En la capital regional diversos son lo programas previstos para el 16 de julio. Uno de ellos es en el Convento de las Carmelitas Descalzas del Santísimo Sacramento, ubicado en calle Gandarillas 997, en cuya capilla se celebrará la santa Misa a las 11:00 horas. La Hna. María Eugenia de la Eucaristía, Superiora  del Monasterio Del Santísimo Sacramento, invitó a la comunidad a participar. “Para quienes participen, entregaremos el escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo, de tal manera que puedan llevar su bendición a donde quiera que vayan. Para los chilenos es muy importante y nosotras queremos también ser parte de esta verdadera fiesta”, enfatizó.

Destacar que a mediodía en el templo Catedral también se celebrará la Eucaristía, la que será presidia por el Arzobispo René Rebolledo. Por la tarde, a partir de las 15:30 horas, está programada la procesión por las calles céntricas de la ciudad desde el Convento San Agustín.

Coquimbo

 La capilla Nuestra Señora del Carmen de El Peñón, perteneciente a la parroquia "María Reina de los Apóstoles" de Pan de Azúcar, también se ha organizado una especial jornada para celebrar su fiesta patronal El P. Francisco Mesa, sacerdote que atiende pastoralmente el sector, destacó que “los fieles se prepararán con un triduo desde el sábado 13 al lunes 15, centrados en su figura y la importancia para tantas personas. El día de la fiesta tendremos la Eucaristía a las 16:00 horas y luego saldremos en procesión por las calles del lugar”.

Limarí

 Una especial jornada vivirán este próximo martes los integrantes de la parroquia de Monte Patria, comunidad bajo la advocación de la Reina y Madre de Chile. Y es que la parroquia limarina celebrará su fiesta patronal a partir de las 11:00 horas con la Misa y posterior procesión a las 4 de la tarde, actividades que ya comenzaron con la tradicional Novena. El P. Jorge Arancibia, párroco del lugar, convocó a los feligreses de la ciudad a participar activamente, tanto de la preparación como de la fiesta propiamente tal. “Durante esta semana hemos vivido como comunidad parroquial los días previos a la fiesta, comenzando con la Cantata a Nuestra Madre. Luego, todos los días, cada una de las capillas han venido a la parroquia para participar de la Misa y luego del compartir fraterno. Han sido hermosas jornadas donde nos hemos reunido como hermanos en la fe para festejar y encomendarse a nuestra Madre”.   

Elqui

 Finalmente, mencionar que la comunidad Nuestra Señora del Carmen de Varillar, perteneciente a la parroquia "Ntra. Sra. del Rosario" de Diaguitas en el Valle del Elqui, también ha preparado un programa especial para honrar a la Patrona de Chile, celebraciones que tendrán su día principal el próximo domingo 21 de julio. A las 11:00 horas será la Misa solemne de fiesta y a las 4 de la tarde iniciará la procesión por las calles de la localidad elquina.

-La actividad en torno a la primera santa árabe se efectuará en la capilla del Monasterio del Santísimo Sacramento de las Carmelitas Descalzas ubicado en la capital regional.

Este martes 4 de junio se vivirá en la ciudad de La Serena un especial momento. Y es que a partir de las 18:30 horas, en la capilla del Monasterio del Santísimo Sacramento de las Carmelitas Descalzas ubicado en Gandarillas 997, se expondrán las reliquias de Santa Mariam, quien fuera la fundadora de los carmelos de Belén y Nazareth.

Cabe destacar que Mariam Baouardy, conocida como María de Jesús Crucificado, nació en Abellín Galilea. Proveniente de familia cristiana, muy devota del Espíritu Santo, cuenta la historia que fue degollada por un musulmán al no querer convertirse a la fe musulmana, pero que la Virgen Santísima la cuidó y curó. Luego ingresó al Monasterio de las Carmelitas Descalzas en Francia, para después partir como fundadora a la India.

La actividad iniciará con el testimonio de William Sandoval Testa, venezolano a quien la primera santa árabe le hizo un gran favor y encargado por las Carmelitas del Monasterio de Belén para propagar su devoción por América Latina. Posteriormente, a las 19:00 horas, se celebrará la santa Misa que presidirá el P. Patricio Órdenes, para luego continuar con la veneración de las reliquias que permanecerán en el lugar hasta las 15:00 horas del miércoles 5 de junio.

La hermana María Eugenia de la Eucaristía, Superiora de las Carmelitas en La Serena, invitó “a todos a participar de la veneración de la primera mujer palestina que es canonizada, sus reliquias estarán acá este martes y todas las personas que quieran venir podrán hacerlo, nuestra capilla estará abierta a partir de las 18:00 horas”.

Con la celebración de la Eucaristía y procesión por las calles céntricas de la ciudad, cientos de feligreses se disponen a agradecer y manifestar su devoción a la Reina y Madre de Chile.

 El próximo martes 16 de julio tendrá lugar la solemnidad en honor a la Virgen del Carmen, Reina y Madre de Chile y Generala Jurada de las Fuerzas Armadas. Por ello, es que la comunidad vicarial de La Serena ha organizado una celebración especial para vivir esta tradicional festividad.

En el templo Catedral tendrá lugar la santa Misa, a las 12:00 horas, la que será presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas. Luego, a las tres y media de la tarde, se dará comienzo en el convento San Agustín a los actos centrales con una reflexión en torno a la Santísima Virgen del Carmen. A las 16:00 horas iniciará la procesión por las calles céntricas de la capital regional, recorrido que concluirá con la entonación del Himno Nacional y despedida de la Patrona de Chile en el mencionado templo.   

El P. Carlos Valenzuela, Vicario Foráneo del La Serena, convocó a la comunidad a ser partes de las actividades previstas para el festivo día. “Les quiero invitar para que sobre todo participen en cada una de sus comunidades. Hay muchas parroquias y capillas que llevan por advocación a la Virgen del Carmen, queridísima por todos los chilenos. Por lo pronto, a quienes se encuentren la ciudad de La Serena, participemos de los programas junto a sus familias y seres queridos, para que en comunidad oremos por nuestros jóvenes, adultos mayores y cada una de las intenciones que tengan en lo personal. Son todos bienvenidos para elevar una oración a la Reina y Medre de Chile”, puntualizó. 

30 jóvenes y adultos de la capilla Nuestra Señora de la Merced del pueblo limarino, perteneciente a la parroquia San Antonio del Mar de Barraza, renovaron su fe en el Señor.

Con mucho entusiasmo y fe, la tarde de este domingo 26 de mayo llegaron 30 jóvenes y adultos para recibir el sacramento de la Confirmación en Eucaristía que se celebró en la capilla Nuestra Señora de la Merced de Peñablanca, localidad ubicada en la Provincia del Limarí y que pertenece a la parroquia San Antonio del Mar de Barraza.

La santa Misa fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, en compañía del P. Oscar Guevara, sacerdote que atiende pastoralmente el sector, quien manifestó su anhelo de que los jóvenes continúen participando en la comunidad. “Para nosotros es un símbolo de gran esperanza y alegría que ellos cumplieran una etapa que se habían propuesto. Esperamos que esto permita que las comunidades se fortalezcan con más gente joven". Además, el sacerdote agregó que “este sacramento es la expresión de un compromiso de todos estos jóvenes y adultos con el Señor, la Iglesia y la comunidad local. Su proceso de preparación ha sido bastante interesante.Tienen mucha conciencia de lo que están recibiendo”. 

Lo más visto