Colors: Cyan Color

Producto de la propagación del Covid-19, las celebraciones litúrgicas en la Arquidiócesis se realizarán sin asistencia de fieles.
 
 
Las últimas semanas no han sido fáciles. Sin duda que la propagación del Covid-19 a nivel mundial, en el país y región, han motivado a realizar numerosos cambios en la vida cotidiana. Y la Iglesia no ha quedado indiferente ante esto, pues el propio Papa Francisco anunció el pasado 15 de marzo modificaciones para la celebración de la Semana Santa en el Vaticano.
 
Ante este escenario, y tras los Decretos emitidos por la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos con sede en el Vaticano, el Arzobispo René Rebolledo Salinas comunicó este jueves 26 de marzo las indicaciones para vivir la Semana Santa 2020 en la Arquidiócesis.
 
El Pastor puntualizó que la Semana Santa “son días santos, porque al centro está Cristo y los misterios centrales de su vida: pasión, muerte y resurrección. Sus discípulos continuamos celebrando en la liturgia estos misterios y procuramos vivir desde ellos, porque también para nosotros, como lo fue para nuestro Señor, han cambiado definitivamente nuestra existencia. ¡Sí, para siempre! Por ello, son los días más grandes en el camino y en la vivencia de la fe. Sin duda, este año lo celebraremos con sentimientos muy especiales, por la ausencia física de los feligreses, el ambiente de conmoción y temor, la contemplación del sufrimiento en la vida de miles de hermanas y hermanos. Unimos pues nuestro dolor al de Cristo en la Cruz manifestando también nuestra confianza y esperanza en Él”.
 
Modificaciones en las celebraciones
 
Los principales cambios para la Semana Santa que se aproxima, es que todas las celebraciones serán de carácter privadas, es decir, sin la participación física de fieles, siendo transmitidas a través de los medios y redes sociales. Destacar que desde el templo Catedral, la transmisión se realizará a través de la señal de radio San Bartolomé, así como también vía streaming por las páginas de Facebook Revista Koinonía y RSB Chile.    
 
Para el Domingo de Ramos, se invita a los fieles a preparar sus ramos, los que serán bendecidos desde la Catedral y templos parroquiales. En tanto, la Misa Crismal, en la que se bendicen los óleos y se consagra el Crisma que se utilizan a lo largo del año en algunos sacramentos, que estaba prevista para el miércoles 8 de abril, día del sacerdocio ministerial, se posterga su celebración.
 
Para el Jueves Santo, en la santa Misa prevista para este día, el lavado de los pies se omite. Y en Viernes Santo, se invita a los fieles a seguir desde sus casas el retiro, cuya transmisión comenzará a las 10:00 horas por radio San Bartolomé y los medios ya indicados, finalizando a las 13:00 horas.
 
Para ese mismo día en la Catedral y en los templos parroquiales, se celebrará la Pasión del Señor a la hora establecida, teniendo presente  intenciones por enfermos, fallecidos y los que están sufriendo a causa de la pandemia. El Vía Crucis, por su parte, será de carácter privado, en las mismas condiciones anteriormente señaladas.
 
Finalmente, la Vigilia Pascual en Sábado Santo y la santa Misa en Domingo de Pascua, también serán de carácter privadas sin presencia física de feligreses en cada uno de los templos.
 
El Arzobispo convoca a seguir las transmisiones de estas celebraciones por su importancia decisiva en nuestra vida, como señalado, y desea a todos desde ya una bendecida Semana Santa.

Los fieles agradecieron al Señor por el templo recientemente construido, luego de que la antigua estructura resultara seriamente dañada a causa del terremoto de septiembre del 2015.   
 
Con sentimientos de alegría y profunda gratitud, numerosos fieles de la capilla “El Carmen” de Tabaqueros, perteneciente a la parroquia “San Francisco de Asís” de Recoleta, participaron este sábado 14 de marzo de la bendición de la nueva capilla, celebración que fue presidida por el Arzobispo de La Serena, don René Rebolledo Salinas.
 
A causa del terremoto ocurrido el 16 de septiembre de 2015, el antiguo templo, edificado en adobe y barro el año 1969, quedó gravemente dañado en su estructura. La comunidad aunó esfuerzos para erigir uno nuevo, recibiendo de igual forma la ayuda de Trabajo País y los jóvenes estudiantes universitarios voluntarios en julio de 2017.
 
“Esta importante Eucaristía significa para nosotros volver a caminar. La antigua edificación no reunía las condiciones de seguridad, por lo que esta bendición viene a cerrar un ciclo, darle nueva vida y espereza a los vecinos de este sector”, manifestó el diácono permanente Elbert Muñoz, administrador parroquial del lugar.
 
De igual manera, Luz María Silva, coordinadora de la capilla, presente en la celebración, tuvo palabras de agradecimiento para este hermosa obra. “Gracias a la ayuda de los jóvenes y recursos propios, hemos ido avanzando en la construcción de este nuevo templo. Estamos muy felices porque es producto de un importante esfuerzo. Faltan detalles menores, pero esta bendición es un gran avance para la comunidad católica de Tabaqueros. Significa un lugar seguro, digno y esperanzador, de manera que celebramos como Dios manda la Eucaristía”, detalló. 

La normativa es válida para los cementerios “San Luis Gonzaga” de Coquimbo, Tongoy, Punitaqui, Sotaquí y Andacollo.   
 
A través de comunicados oficiales, la Comisión Arquidiocesana de Cementerios informó sobre las nuevas disposiciones para el funcionamiento de los camposantos bajo su administración, vale decir, los cementerios “San Luis Gonzaga” de Coquimbo, "Santa Rosa de Lima" de Tongoy, y los parroquiales de Punitaqui, Sotaquí y Andacollo, con el objetivo de resguardar la salud del personal que trabaja en los recintos, como también de otras personas que por una u otra razón se relacionan con ellos.
 
Una de las medidas adoptadas debido a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, considera en primera instancia la atención de público de 09:00 a 14:00 horas hasta este domingo 29 de marzo. Sin embargo, a partir del lunes 30 los cementerios cerrarán sus puertas sin atención directa, entrando en vigencia la Etapa 2 del plan de contingencia, que considera solo atención vía telefónica celular, directamente con los administradores de los mencionados cementerios.
 
De igual forma, se comunicó que en relación a los servicios funerarios u otros que entregue el cementerio, deberán ser coordinados directamente con la administración de cada recinto.
 
Para más detalles de las nuevas disposiciones para los camposantos bajo la tutela de la Comisión Arquidiocesana de Cementerios, se sugiere revisar los comunicados oficiales en www.arzobispadodelaserena.cl  

La semana de ejercicios espirituales tuvo como predicador al sacerdote argentino José María Recondo, quien centró su tema en la Convivencia Pastoral.
 
Entre los días 9 y 13 de marzo, los sacerdotes diocesanos pertenecientes a la Arquidiócesis de La Serena participaron del retiro anual, actividad desarrollada en el Seminario Pontificio Mayor “San Rafael”, perteneciente a la Diócesis de Valparaíso.  El programa tuvo como predicador al P. José María Recondo, proveniente de la Diócesis de Morón, Argentina, quién realizó los ejercicios espirituales centrándose en la Convivencia Pastoral, de manera que los consagrados estén preparados para hacer frente a diversas dificultades que existen durante el desarrollo del ministerio sacerdotal.  
 
“Esta jornada ha sido de mucha oración, encuentro y comunión. La idea es tomar fuerzas para el año pastoral y adquirir lo necesario para sostener las innumerables actividades propias de nuestro servicio, con sus alegrías y dificultades. Siempre es una instancia de diálogo y compromiso mutuo que la vivimos con mucha alegría”, manifestó el P. Cristian Sánchez, Asesor de la Comisión Arquidioesana de Pastoral Presbiteral.
 
Experiencias del retiro
Uno de los participante, y que vivió el retiro por primera vez como sacerdote, fue el P. Oliver Pastén, formador en el Seminario Mayor “Santo Cura de Ars” de La Serena. Al finalizar, manifestó que “es una bendición haber sido parte de esta actividad junto a mis hermanos sacerdotes. Afloran sentimientos de profunda gratitud el ser partícipe de estos momentos. La comunión sacerdotal que se ha reforzado en estos días me permite reconocer el paso de Dios por nuestra vida, no perdiendo la capacidad de asombro ante el Señor que nos llama desde diversas realidades. Que Jesucristo nos conceda abundantes frutos, a partir del tema atingente entregado por el predicador, centrándose en la fe, esperanza y caridad, dones tan necesarios en estos días”.
 
De igual manera, el P. José Pérez, párroco en la parroquia "Inmaculada Concepción" de Punitaqui, agradeció la oportunidad de vivir esto ejercicios espirituales tan necesarios para comenzar el año pastoral. “Es una actividad que la esperamos durante todo el año, sobre todo por el intenso trabajo que realizamos en las diversas comunidades. Nos hemos sentido muy cerca de aquél que nos ha llamado a esta vocación. Es un momento especial que nos revitaliza para seguir la marcha por el sendero que nos indica Jesucristo”.
 
Finalmente, el P. José Luis Flores, párroco en la parroquia "Inmaculada Concepción" de Vicuña, comentó que “dejar algunos días del año para reflexionar y estar con el Señor se traduce en jornadas muy fecundas para el espíritu. El tiempo se hace poco, pero se aprovecha de la mejor manera posible”.

∙      La iniciativa, que se realizará este miércoles 25 y viernes 27 de marzo, fue convocada por el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile.
 
Debido a la difícil situación que atraviesa el mundo por la emergencia sanitaria provocada por la propagación del virus Covid-19, el Papa Francisco convocó a la Iglesia universal a unirse en oración por quienes sufren a causa de esta pandemia. Por ello, la Arquidiócesis de La Serena se unió a la iniciativa del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, la que lleva por titulo En momentos de dificultad, recemos junto al Papa Francisco. 
 
La convocatoria se realizará este miércoles 25, a las 12:00 horas, con el rezo al unísono del Padre Nuestro desde el lugar donde cada uno se encuentre. Además, el viernes 27 a las dos de la tarde hora de Chile (18:00 horas en Roma), con la transmisión de la Oración presidida por el Papa Francisco desde la Plaza San Pedro -en esta ocasión vacía de fieles- la que será transmitida en directo desde el Vaticano y que se puede seguir a través del portal www.iglesia.cl como también a través del Facebook Revista Koinonía, del Departamento de Comunicaciones del Arzobispado de La Serena.
 
El Arzobispo René Rebolledo Salinas extendió la invitación a la comunidad católica de las provincias Elqui y Limarí para unirse a esta iniciativa, agradeciendo "por todo lo que harán para que nuestro pueblo conozca este llamado, especialmente a través de los medios de comunicación social”.

Numerosos feligreses participaron de la tradicional celebración del Miércoles de Ceniza, con motivo de preparar el espíritu para vivir Semana Santa.
Una concurrida participación de laicos comprometidos con la Iglesia, participó este 26 de febrero de la Eucaristía de Miércoles de Ceniza en el templo Catedral de La Serena, iniciando así el tiempo de Cuaresma, oportunidad en que se realizó la imposición de las cenizas a los fieles presentes.
 
La santa Misa fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, ocasión en que recalcó que “la Cuaresma es el camino a la Pascua, días en que celebraremos los misterios centrales de nuestra fe con la gloriosa resurrección de nuestro Señor al centro. La comunidad cristiana acompaña al Señor Jesús en su camino a la cruz, que Él acepta voluntariamente por amor al Padre eterno y a todos nosotros. Estos días evocan los cuarenta días de ayuno de nuestro Señor en el desierto e igualmente otros acontecimientos bíblicos, entre los que resaltan los cuarenta años que el pueblo de Israel peregrinó para alcanzar la tierra prometida. Iniciada la Cuaresma el Miércoles de Ceniza, se prolonga hasta la víspera del Viernes Santo, las horas previas antes de la Misa de la Última Cena”.
 
De igual manera, el Pastor Arquidiocesano expresó que “cada año estos días son una valiosa oportunidad para renovarnos en los compromisos de nuestro bautismo y disponernos mediante la conversión, a la celebración de la resurrección de nuestro Señor”.
 
Campaña Cuaresma de Fraternidad
Igualmente, señalar que se dio inicio a la Campaña Solidaria Cuaresma de Fraternidad 2020, iniciativa que lleva por lema Tu aporte y el nuestra, esperanza de todos y que por segundo año consecutivo irá en ayuda de hermanos migrantes. Junior Daza, integrante del equipo arquidiocesano de la mencionada campaña, invitó a la comunidad a colaborar. “En el último tiempo numerosas personas de diversos países han arribado a Chile, buscando una mejor oportunidad de vida para ellos y sus familias. Por ello, la Iglesia chilena ha dispuesto que por los años 2019, 2020 y 2021 los dineros recaudados en esta campaña sean destinados para ir en su ayuda, apoyándolos en necesidades básicas para su bienestar. Convoco a que como hermanos en el Señor, colaboremos con esta campaña y así estaremos dando una mano a quienes más lo necesitan en momentos de dificultad”, precisó.
 
Los aportes se pueden realizar en todas las parroquias y comunidades de la Arquidiócesis de diversas formas, ya sea con el sobre, transferencia electrónica y/o la tradicional cajita de Cuaresma. 

Lo más visto