La iniciativa eclesial tuvo lugar en el Santuario Tabor de Peñuelas, actividad a la que concurrieron agentes de pastoral y fieles de todas las parroquias pertenecientes al sector.

 Animados por la fe en Cristo y su Palabra, numerosos integrantes de movimientos apostólicos, agentes de pastoral y laicos comprometidos con la Iglesia, participaron este sábado 23 de noviembre del Congreso Eucarístico de la Vicaría de Coquimbo, actividad desarrollada en el Santuario Tabor de Peñuelas, enmarcada bajo el lema ¿Que haría Cristo en mi lugar?

Durante la jornada se desarrollaron diversas actividades, entre ellas animación, cantos, Adoración Eucarística y un conversatorio sobre la realidad de la Iglesia y su misión ante la crisis social, para finalizar con la celebración de la santa Misa presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, en compañía de sacerdotes y diáconos permanentes que sirven pastoralmente en la zona.

Los actos preparativos de esta iniciativa eclesial comenzaron a nivel arquidiocesano el 28 de marzo de 2018. El P. Eduardo Álvarez, Vicario Foráneo de Coquimbo, realizó una evaluación sobre la actividades realizadas en el transcurso de este tiempo.  “Tuvimos la posibilidad de realizar dos recorridos con el Cristo Peregrino, Pan de Vida, por cada una de las comunidades, así como también tardes y noches de Adoración al Santísimo Sacramento, instancias de formación sobre qué es un Congreso Eucarístico, misiones territoriales y reflexiones a partir de la manifestación pública de la fe. Ha sido una hermosa instancia para descubrir y reforzar la presencia de Cristo vivo, real y verdadero. Sin bien es cierto hubo algunas interrupciones por diversos motivos, pudimos obtener valiosos y abundantes frutos, entre ellos a nivel personal y comunitario. Durante este tiempo apreciamos signos de sanación, una mayor vivencia eucarística encarnada en la cultura local y, por supuesto, el testimonio de fe en Jesucristo nuestro Señor en cada rincón de esta hermosa tierra”, detalló.  

Participantes

Uno de los que estuvo presente en la jornada sabatina fue Karina Villaseca, perteneciente a la parroquia Sagrada Familia de Sindempart, manifestando “estar muy feliz de haber participado de esta actividad. La encontré muy bonita, organizada y atingente, permitiéndonos reflexionar sobre diversos temas que como sociedad e Iglesia debemos tener siempre presente”.

De igual manera, Eduardo Carvajal, proveniente desde la parroquia San Pedro, sostuvo que “el Congreso vienen a dar término a una iniciativita que hemos preparado desde el año pasado, donde vivimos diversas manifestaciones públicas de la fe. A pesar de todo este tiempo es un respiro, que nos acerca a nuestra fuete, como es Jesús sacramentado y el encuentro en comunidad”, puntualizó.  

Recordar que en las Vicarías de La Serena, Limarí y Elqui, los Congresos Eucarísticos fueron reprogramados debido a la contingencia nacional, de tal manera que se desarrollarán a nivel parroquial. 

Lo más visto