En las parroquias “El Sagrario-La Merced” y “El Santísimo Redentor”, dieron la bienvenida a quienes guiarán espiritualmente a los integrantes de sus comunidades.

El pasado 28 de noviembre mediante comunicado oficial, el Arzobispo René Rebolledo anunció los nuevos servicios pastorales de sacerdotes, diáconos y seminaristas. Por tal motivo, la tarde de este viernes 27 de diciembre, comenzaron a asumir sus nuevas destinaciones.

En el centro de la capital regional

Es así que a las 19:30 horas, la comunidad del centro serenense se congregó en la parroquia “El Sagrario-La Merced”, ocasión en que se dio la bienvenida a su nuevo párroco, el P. José Manuel Tapia, quien catalogó este desafío como “un nuevo aprendizaje, ya que cada comunidad parroquial ofrece una forma, un estilo, una manera de vivir el Evangelio, dentro de las líneas arquidiocesanas que otorgan las Orientaciones Pastorales, pero tiene su originalidad y esto siempre significa una riqueza. Igualmente, es seguir por un camino construido, porque es una parroquia que tiene una larga historia y cada uno va aportando lo mejor de sí a esta tarea que se debe continuar y no empezar desde cero”.

De Tongoy a Ovalle

Y, en forma simultánea, se celebró la Eucaristía en la parroquia “El Santísimo Redentor”, ubicada en la capital de la Provincia del Limarí, la que fue presidida por el Vicario General, P. Cristián Montenegro, y en la que asumió como Administrador Parroquial el P. Cristián Sánchez, quien hasta la fecha desempeñaba mismo servicio en la parroquia “Santa Rosa de Lima” de Tongoy.

“Para mí es una verdadera alegría poder compartir la fe con esta nueva parroquia. Es un agrado poder estar en este tiempo acompañando y animando a esta comunidad tan hermosa”, indicó el sacerdote que servirá pastoralmente a los habitantes de la Población José Tomás Ovalle y sus alrededores.