En la ocasión, donde se reflexionó sobre diversos temas relativos al discernimiento, diálogo y esperanza, participaron representantes de agrupaciones de piedad popular de Chile y Perú. 

Bajo el lema ”Bailes religiosos, Iglesia viva, que caminan con Jesús y María”, entre el jueves 16 y el domingo 19 de enero, tuvo lugar el XXVI Congreso Binacional de Bailes Religiosos en la comuna de Andacollo, programa en el que participaron agrupaciones de piedad popular de todo el norte de Chile y Perú, con el objetivo preservar la fe y tradición de los bailes religiosos, propiciando así un encuentro como comunidad eclesial para compartir, celebrar y reflexionar acerca de la misión en estos tiempos y ante una cultura en cambio. 

   

El encuentro, que cada dos años se realiza en una diferente sede, este año correspondió en la Arquidiócesis de La Serena, específicamente en el Santuario “Nuestra Señora del Rosario” de la ciudad minera. En la ocasión se profundizó sobre diversos temas, entre ellos “Dialogar y discernir desde la Iglesia, pueblo de Dios”, “Iglesia pueblo de Dios en dinámica de secularización y María que genera comunidad y familia” y “Bailes religiosos, Pueblo de Dios, camino de esperanza”. Destacar que, durante la última jornada, se realizó una visita al Santuario de “El Niño  Dios” de Sotaquí.

El coordinador de los Bailes Religiosos de Andacollo, Cristian Alfaro, expresó sobre la importancia de reunirse. “Cada dos años nos juntamos en diversos santuarios a nivel nacional. Este año nos correspondió acoger este encuentro, en el que trabajamos sobre los temas propuestos a nivel de observación y pastoral, programa en que tomaron parte cerca de 100 participantes, entre ellos asesores, bailarines, músicos, socios, representantes pastorales, entre otros, donde hemos podido profundizar como comunidad sobre el significado de la piedad popular y otros temas relevantes”, detalló.

Lo más visto