Numerosos feligreses participaron de la tradicional celebración del Miércoles de Ceniza, con motivo de preparar el espíritu para vivir Semana Santa.
Una concurrida participación de laicos comprometidos con la Iglesia, participó este 26 de febrero de la Eucaristía de Miércoles de Ceniza en el templo Catedral de La Serena, iniciando así el tiempo de Cuaresma, oportunidad en que se realizó la imposición de las cenizas a los fieles presentes.
 
La santa Misa fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, ocasión en que recalcó que “la Cuaresma es el camino a la Pascua, días en que celebraremos los misterios centrales de nuestra fe con la gloriosa resurrección de nuestro Señor al centro. La comunidad cristiana acompaña al Señor Jesús en su camino a la cruz, que Él acepta voluntariamente por amor al Padre eterno y a todos nosotros. Estos días evocan los cuarenta días de ayuno de nuestro Señor en el desierto e igualmente otros acontecimientos bíblicos, entre los que resaltan los cuarenta años que el pueblo de Israel peregrinó para alcanzar la tierra prometida. Iniciada la Cuaresma el Miércoles de Ceniza, se prolonga hasta la víspera del Viernes Santo, las horas previas antes de la Misa de la Última Cena”.
 
De igual manera, el Pastor Arquidiocesano expresó que “cada año estos días son una valiosa oportunidad para renovarnos en los compromisos de nuestro bautismo y disponernos mediante la conversión, a la celebración de la resurrección de nuestro Señor”.
 
Campaña Cuaresma de Fraternidad
Igualmente, señalar que se dio inicio a la Campaña Solidaria Cuaresma de Fraternidad 2020, iniciativa que lleva por lema Tu aporte y el nuestra, esperanza de todos y que por segundo año consecutivo irá en ayuda de hermanos migrantes. Junior Daza, integrante del equipo arquidiocesano de la mencionada campaña, invitó a la comunidad a colaborar. “En el último tiempo numerosas personas de diversos países han arribado a Chile, buscando una mejor oportunidad de vida para ellos y sus familias. Por ello, la Iglesia chilena ha dispuesto que por los años 2019, 2020 y 2021 los dineros recaudados en esta campaña sean destinados para ir en su ayuda, apoyándolos en necesidades básicas para su bienestar. Convoco a que como hermanos en el Señor, colaboremos con esta campaña y así estaremos dando una mano a quienes más lo necesitan en momentos de dificultad”, precisó.
 
Los aportes se pueden realizar en todas las parroquias y comunidades de la Arquidiócesis de diversas formas, ya sea con el sobre, transferencia electrónica y/o la tradicional cajita de Cuaresma. 

Lo más visto