La iniciativa solidaria contempla la recolección de alimentos y aportes en dinero para la compra de víveres, con el fin de ayudar a quienes están sufriendo producto de la crisis social y sanitaria provocada por la pandemia.

Primero fue la sequía, luego las implicancias de la crisis social y ahora la emergencia sanitaria provocada por la propagación del Coronavirus. Todo ello ha ocasionado que numerosas familias, adultos mayores y migrantes que habitan en la zona, se vean afectados al momento de mantener una fuente laboral estable, suministros básicos de alimentación y una mejor calidad de vida.

Ante esta realidad, la Pastoral Social-Caritas de La Serena realizó el lanzamiento de la campaña solidaria denominada Nadie se salva solo, actividad que se efectuó de forma online, posterior a la transmisión en vivo de la santa Misa desde el templo Catedral de La Serena, la tarde de este jueves 14 de mayo.

IMG 0934 copy 800x533

En la ocasión, el Director Arquidiocesano de la Pastoral-Social Caritas, Patricio Alegre, informó que los aportes a la campaña se pueden realizar en dos modalidades: a través de donaciones en alimentos no perecibles, que se pueden entregar en parroquias y templos para preparar Canastas Familiares Solidarias. Por otra parte, se pueden efectuar aportes en dinero a través de transferencia electrónica o depósitos a la cuenta corriente del Banco Itaú N° 208429847, a nombre del Arzobispado de La Serena, Rut 81.779.300-2, enviando el comprobante al mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., los que servirán para la compra de víveres y así complementar las cajas solidarias.

La iniciativa se extenderá de junio hasta agosto, evaluando la posibilidad de prorrogarla por más tiempo, según la realidad del país y la región. El diácono permanente Marcos Rojas, asesor arquidiocesano de la Pastoral Social-Caritas, comentó que “la motivación de la campaña es la crisis económica que se está produciendo en las familias, provocada principalmente por la cesantía que se ha ocasionado como consecuencia de la propagación del Covid-19. Son situaciones complejas que afectan la vida de las personas, de las empresas y en general de la sociedad. Además, debemos considerar que no se avizora una pronta solución, creándose carencias básicas que se deben cubrir. Por eso, a través de esta campaña, queremos hacernos presentes territorialmente, en una labor mancomunada con parroquias y comunidades. El trabajo de la Iglesia no estratifica en porcentajes más vulnerables. Queremos llegar a quien realmente necesita, porque lo está pasando mal. Seamos cercanos, tomando conciencia que a cualquiera le puede ocurrir. Hay muchas personas, hombres, mujeres y niños, que no pueden esperar”, enfatizó. 

Finalmente, se invita a quienes requieran de ayuda o bien conozcan personas que necesiten de este aporte, se contacten a través del mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y así poder generar puentes de solidaridad ante el drama humano que afecta a la sociedad a nivel regional, nacional y mundial.

Lo más visto