Familias de Coquimbo y Las Compañías serán los beneficiados por los frutos de la campaña "Nadie se salva solo".

La solidaridad se hace presente cada día más en la Arquidiócesis. Y es que, frente a la dura realidad que se vive como sociedad –a causa de la pandemia por COVID-19- numerosas personas han quedado sin la posibilidad de proveer suministros básicos a sus familias. Por ello, y gracias a la campaña “Nadie se salva solo”, impulsada por la Pastoral Social- Caritas La Serena, se están distribuyendo cajas solidarias para las familias, adultos mayores y migrantes más carenciados. Esta vez, quienes recibieron el beneficio fueron las parroquias “San Juan Bautista” de Coquimbo y “San Juan Evangelista” de Las Compañías, en la capital regional, con un total de 80 cajas con alimentos no perecibles. Estas últimas se suman a las 70 Cajas Solidarias ya entregadas a las parroquias “San Marcelino Champagnat” de la Compañía Alta y “San José” de Algarrobito. 
 
“Recibimos esta donación con alegría y esperanza. Irán en ayuda de los más necesitados, entre ellos algunos agentes pastorales, catequistas y fieles de la comunidad. Nuestro sector es un barrio de esfuerzo, con adultos mayores, migrantes y personas que necesitan de nuestra ayuda. Quizá no cubra todas las necesidades, pero si es un alivio para poder subsistir”, manifestó el P. Ariel Robledo, párroco en la parroquia ubicada en el sector San Juan de la ciudad puerto.
 
Por su parte, el P. Osvaldo Briceño, párroco en la comunidad “San Juan Evangelista”, ubicada en el sector norte de la ciudad colonial,  detalló que “con gran gratitud han recibido esta ayuda sectores rurales y urbanos de la parroquia. De hecho, algunas unidades vecinales nos han presentado agradecimientos, pues estos alimentos llegan en forma oportuna, brindando soluciones ante tanta necesidad”, especificó.  
 
Sin duda, hay muchas más personas esperando por esta ayuda, por lo que la invitación es a continuar colaborando con esta iniciativa solidaria. ¿Cómo colaborar? Para ello existen dos modalidades: donación de alimentos no perecibles, los que se pueden entregar en cada parroquia o capilla y que servirán para preparar las canastas familiares sociales. Por otra parte, se pueden realizar aportes en dinero, mediante transferencia electrónica o depósitos a la cuenta corriente del Banco Itaú Nº 208429847, a nombre del Arzobispado de La Serena, Rut 81.779.300-2, enviando el comprobante al mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., los que servirán para la compra de víveres y así completar más cajas solidarias.   

Lo más visto