∙  Gracias a la iniciativa, migrantes residentes en la zona y habitantes del sector Pan de Azúcar, en Coquimbo, recibirán 55 Cajas Solidarias, las que se suman a las ya entregadas en diversas comunidades de la Arquidiócesis.
 
 La Pastoral Social – Caritas de la Arquidiócesis de La Serena, continúa su trabajo solidario con la personas que más lo necesitan, situación que se ha agudizado en los últimos meses producto de la pandemia social, económica y sanitaria que se vive. Hace algunos días, las comunidades “San Juan Evangelista” y “San Marcelino Champagnat”, ambas ubicadas en el sector de Las Compañías, en La Serena, junto con las parroquias “San Juan Bautista” de Coquimbo y “San José” de Algarrobito, recibieron un total de 150 Cajas Solidarias producto de la campaña “Nadie se salva solo”, iniciativa que entregó 55 nuevas canastas familiares sociales a la comunidad “María Reina de los Apóstoles” de Pan de Azúcar, en la comuna puerto, así como también a la comunidad de migrantes que habitan en la zona y que se han visto afectados por los efectos del COVID-19.
 IMG 1564 copy 800x533
“Es una ayuda muy bien recibida para nuestro sector. Hay muchas familias que lo están necesitando, por lo que desde luego agradecemos a quienes han aportado para que esto sea una realidad”, comentó el P. Francisco Mesa, Administrador Parroquial de la comunidad ubicada en el sector oriente de Coquimbo. 
 
En tanto, Junior Daza, Responsable de la Oficina Arquidiocesana de Atención a Migrantes, se refirió a la asistencia a personas provenientes de otras latitudes dada las múltiples dificultades que se han presentado las últimas semanas. “Muchos hermanos que han venido desde otros países buscando una oportunidad de vida lo están pasando mal, debido a que por situaciones de la pandemia se quedaron sin una fuente laboral. Otros han perdido su hogar por no poder pagar el alquiler y se han visto complicados a la hora de comprar alimentos. Estas Cajas Solidarias es una forma de estar presentes y que sientan que la Iglesia está con ellos en la adversidad”, detalló.
 
Sin duda, hay muchas más personas esperando por esta ayuda, por lo que la invitación es a continuar colaborando con esta iniciativa solidaria. ¿Cómo colaborar? Para ello existen dos modalidades: donación de alimentos no perecibles, los que se pueden entregar en cada parroquia o capilla y que servirán para preparar las canastas familiares sociales. Por otra parte, se pueden realizar aportes en dinero, mediante transferencia electrónica o depósitos a la cuenta corriente del Banco Itaú Nº 208429847, a nombre del Arzobispado de La Serena, Rut 81.779.300-2, enviando el comprobante al mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., los que servirán para la compra de víveres y así completar más cajas solidarias.   

Lo más visto