En la ocasión se trabajó, además, en torno al llamado a la santidad del Papa Francisco y el Mes Misionero, entre otros.

 Con gran participación y bajo el lema La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios, se realizó este sábado 16 de marzo la XXIII Asamblea Eclesial Arquidiocesana, tradicional actividad que reúne a sacerdotes, diáconos permanentes, religiosas(os), agentes de pastoral y laicos comprometidos provenientes de las cuatro vicarías. 

En el encuentro, que tuvo lugar en el colegio Inglés Católico de La Serena, se dio inicio oficial al año pastoral, ocasión en que se reflexionó sobre la Exhortación Apostólica del Papa Francisco Gaudete et Exsultate, referida a la santidad, a cargo del P. Pedro Aguilar. 

Posteriormente, se dio a conocer los resultados de la prioridad pastoral Medio Ambiente, dispuesta para el periodo 2019 – 2020, así como también se profundizó sobre el Mes Misionero, la motivación y compromiso en lo que respecta al tiempo de Cuaresma, finalizando con la presentación del documento final de la “Crisis de la Iglesia”, fruto del trabajo sinodal durante el año 2018 entre laicos y consagrados de toda la arquidiócesis. 

En este sentido, el P. José Manuel Tapia, Vicario de Pastoral, se refirió al aporte de los temas tratados para la vida de la Iglesia en la zona. “Debemos agradecer la numerosa participación de agentes de pastoral presentes en esta asamblea. Ello demuestra el interés de la comunidad por ser partes de la Iglesia de Jesús. En esta ocasión, hemos iniciado nuestro año pastoral en un clima de comunión, de sinodalidad y mutua corresponsabilidad. Los temas tratados apuntan a dinamizar nuestra acción pastoral, a darle un profundo contenido para ir desarrollándolo de acuerdo a las posibilidades, medios, lugares y realidades en donde se desenvuelven cada uno, sea una parroquia, capilla, colegio, movimiento, entre otros. Esto afecta a todos y de alguna manera nos comprometemos en la acción pastoral, que en el fondo es la presencia del Señor en nuestra vida personal y como sociedad”, detalló.

Laicos comprometidos

Por su parte, Gloria Véliz, profesora de religión del colegio Salesianos de La Serena, expresó su parecer sobre la actividad. “Es la primera vez que participo. Destaco la numerosa asistencia, las muestras de fe y los temas propuestos, referidos especialmente al cuidado del medio ambiente. La creación de Dios es perfecta y hermosa. Cuidémosla con responsabilidad. No somos lo únicos que viviremos en ella. Vienen más generaciones y debemos preservarla para ellos también”, puntualizó. 

En tanto, Carlos Castillo, perteneciente a la parroquia María Reina de los Apóstoles de Pan de Azúcar, Coquimbo, manifestó que “participar de esta asamblea me ha significado conocer más profundamente por donde camina nuestra Iglesia arquidiocesana. Los temas son de interés común y actuales. Este es el cambio que debemos recorrer, escuchando y atendiendo al llamado que nos hace la sociedad”.   

Lo más visto