Numerosos fueron los fieles que acompañaron al recién ordenado sacerdote en su querida comunidad de origen, ubicada a 13 kilómetros de La Serena.  

 El pasado sábado 6 de abril, tuvo lugar en el templo Catedral de La Serena la ordenación presbiteral del P. Oliver Pastén Briceño. Al día siguiente, y en su parroquia de origen, “San José” de Algarrobito, presidió a las 10:00 horas su primera Eucaristía acompañado de sacerdotes, diáconos, seminaristas y de los fieles que lo vieron crecer en su proceso formativo, humano y vocacional.

“Fue un día hermoso. Hubo momento para la emoción, gratitud y recuerdos en la parroquia que me vio crecer desde niño. Celebrar la Eucaristía junto a toda la comunidad que me ha visto madurar es un regalo que lo atesoraré en lo más profundo de mi corazón. Agradezco la compañía de cada uno de ellos, así como también la de los sacerdotes y hermanos seminaristas que han ayudado en mi formación. Para mí y para el pueblo de Dios esta fiesta ha sido una verdadera bendición”, manifestó el P. Oliver

Por su parte, el P. Fernando Castro, párroco del sector, expresó el significado para la comunidad de vivir esta verdadera fiesta. “Oliver fue acogido con mucho cariño por los fieles, no tan sólo de Algarrobito, sino que por toda la parroquia. Lo han tomado como un regalo y un verdadero testimonio de fe. Llegaron profesores de su escuela básica, compañeros de curso, integrantes de la junta de vecinos, entre otros, para saludarlo y desearle lo mejor en su vida al servicio de Cristo y su Iglesia. Se le veía muy emocionado y feliz”, detalló.

En tanto, por la tarde, el recién ordenado presidió su segunda Eucaristía en la parroquia “San Juan Evangelista” de Las Compañías, comunidad donde actualmente sirve pastoralmente.

Lo más visto