Entre el 5 y 8 de agosto, los sacerdotes de la Arquidiócesis reflexionaron en torno al autocuidado personal y en el ejercicio del ministerio.    

Iniciando la mañana del lunes 5 de agosto en el Seminario Mayor “Santo Cura de Ars” de La Serena, los sacerdotes que sirven en las diversas parroquias, comunidades e instancias pastorales de la Arquidiócesis, participaron de la tradicional Jornada de Formación Permanente del Clero, la que tuvo como tema central el autocuidado personal y en el ejercicio del ministerio.

“Esta es una semana de reflexión y de introspección para cada uno de nosotros, donde volvemos a nuestra raíz más plena y pura, que es justamente el amor al Señor en torno al servicio pastoral que desarrollamos en cada una de las comunidades”, destacó el P. Cristián Sánchez, secretario de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Presbiteral.

Formación y reflexión

Desde el día martes, la formación se trasladó hasta la Casa de Ejercicios “El Tránsito”, donde uno de los expositores fue el P. Luis Migone, sacerdote proveniente de la Arquidiócesis de Santiago y director espiritual en el Seminario Mayor de los Santos Ángeles Custodios en la capital del país, quien expresó que “la idea es ir descubriendo lo que soy a través del Señor, en su Palabra, pero también gracias a la ayuda de los hermanos en el ministerio. Cuando logro descubrir eso, puedo servir de la manera óptima. Siempre es importante participar de este tipo de encuentros, aunque debemos considerar que la formación es permanente, que la vivimos en procesos y que contantemente estamos en crecimiento para ser lo que somos y al servicio de los demás. No todo está resuelto. Debemos estar abiertos a nuevos procesos siempre”.

Y para el cierre de la jornada, se reflexionó sobre los principales aspectos del Motu Proprio: Vos estis lux mundi, documento del Papa Francisco en relación a las nuevas normas contra quien abusa o encubre, presentación a cargo de Pilar Ramírez, Coordinadora del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas de la Conferencia Episcopal de Chile. “Queremos ir aplicando estas nuevas disposiciones y elementos que vienen a ordenar el tratamiento para quienes denuncien ser víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos, religiosos y religiosas. Dictamina como debe ser recepcionada la información, las facilidades, obligaciones y procedimientos que se deben proporcionar de forma clara y precisa. Esto que nos entrega la Santa Sede debemos conjugarlo con las prácticas que  hemos llevado hasta ahora en la Iglesia chilena”, detalló.  

Peregrinación a Andacollo

En el marco de la Jornada Teológica, los sacerdotes, presididos por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, peregrinaron hasta el Santuario “Ntra. Sra. del Rosario” de Andacollo, con motivo de agradecer al Señor y encomendarse a la Virgen del Rosario, Santa Patrona de esta circunscripción eclesiástica.

En la ocasión, el P. Juan Rivera, administrador parroquial en "San Luis Gonzaga" de Coquimbo, detalló que "esta formación nos permite entrar en esa dimensión espiritual de reflexión sobre nuestro ministerio, el caminar y la propia vida. De igual modo, sabemos que nuestra Madre siempre será nuestra intercesora y la Patrona de nuestra Arquidiócesis, es por ello que subimos hasta su Santuario con la intención de consagrar nuestro ministerio y que este caminar lo hagamos junto a su manto protector. Por eso, es que todos los años venimos como peregrinos a rezarle y renovar nuestro compromiso con Ella y el Señor".

Acogida y gratitud

Tras recibir la formación, el P. Ángel Pizarro, Vicario Judicial de la Arquidiócesis, manifestó la importancia de ir formándose en temas tan relevantes para la vida sacerdotal. “La actualización del servicio teológico - pastoral que vamos realizando contantemente es fundamental en la vida consagrada al servicio de Jesús y su pueblo, sobre todo debido a los últimos acontecimientos que han marcado la vida de la Iglesia. Es fundamental ir trabajándolos para prestar un mejor servicio a la comunidad”, puntualizó.  


Cabe destacar, que al finalizar se efectuó un almuerzo fraterno en el cual el personal consagrado y funcionarios del Arzobispado agradecieron el servicio y ministerio de don Manuel Donoso Donoso, Arzobispo Emérito de La Serena y quien el próximo viernes 16 de agosto se despide de la Arquidiócesis para establecerse en la ciudad de Viña del Mar.

Lo más visto