En reunión de clero se trabajó el documento sobre las orientaciones para el buen trato y prevención de abusos en ambientes eclesiales, tanto por parte de consagrados como de laicos.

Los sacerdotes pertenecientes a la Arquidiócesis de La Serena participaron este martes 24 de septiembre, en forma extraordinaria, de la Reunión de Clero en dependencias del Seminario Mayor Santo Cura de Ars, ocasión en que, entre otros temas, profundizaron sobre el documento de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) Integridad en el servicio eclesial, consistente en la entrega de orientaciones para el buen trato y prevención de abusos en ambientes eclesiales, tanto por parte de consagrados como de laicos.

El P. José Manuel Tapia,  Vicario de Pastoral, manifestó el objetivo de abordar este fundamental aspecto en la vida comunitaria. “Este material ya lo han trabajado los Obispos de Chile, acompañados de un grupo de laicos, quienes en conjunto participaron del proceso de elaboración. Ahora nos toca socializarlo, conocerlo y aportar, tomando en cuenta que será un documento que estará disponible en todas las parroquias y comunidades. Es una verdadera carta de navegación de cómo tienen que ser nuestras relaciones humanas, el trato y la atención a las personas.  Por ello se debe conocer, cada uno aportar desde su punto de vista y enriquecerlo, para en un tiempo más, Dios mediante, ponerlo en marcha definitivamente”, enfatizó el sacerdote.  

De igual modo, los religiosos reflexionaron sobre los Proceso de discernimiento comunitario: Pueblo de Dios; Camino de esperanza, así como también trabajaron el material didáctico para el buen discernimiento en comunidad, consistente en tres herramientas: Entremos a picar, para conocer las relaciones interpersonales, Pa’ donde va la micro, que interioriza sobre los signos de los tiempos y ¿Cómo andamos por casa?, para la revisión de las estructuras y gestión, material que será puesto a disposición en parroquias, comunidades, colegios y unidades pastorales con el fin de recoger el parecer del pueblo de Dios ante la crisis eclesial.  

Sobre la jornada, el P. Cristián Sánchez, Secretario del Clero,  expresó que “este tipo de reuniones y formaciones nos brindan una mejor perspectiva para el trabajo pastoral en cada una de nuestras comunidades. Siempre es bueno abordarlas, de manera que laicos y consagrados trabajemos corresponsablemente por el buen funcionamiento de nuestra Iglesia”, detalló.

Laicos comprometidos

Por la tarde, numerosos fieles pertenecientes a diversos estamentos eclesiales participaron de un encuentro en el colegio Inglés Católico de La Serena, lugar donde se reflexionó sobre el mismo tema. En la ocasión, Patricio Ponce, integrante de la comunidad CVX, comentó sobre el aporte laical en el proceso de discernimiento debido a la situación actual de la Iglesia. “Nuestra comunidad es heredera del legado de san Ignacio de Loyola, quien a lo largo de la historia nos ha enseñado a discernir. Este debe un proceso profundo de oración comunitaria y personal. Los laicos en estos tiempos tenemos mucho que decir. La Iglesia somos todos: laicos, junto a consagrados, mujeres, hombres, niños, extranjeros, entre otros, debemos trabajar para elaborar un buen documento, de manera que salgamos fortalecidos de la crisis”.

Lo más visto