La iniciativa impulsada por el Papa Francisco bajo el lema “Bautizados y Enviados”, tendrá lugar durante todo el mes de octubre en las cuatro vicarías. 

El 22 de octubre de 2017, el Santo Padre Francisco convocó a un Mes Misionero Extraordinario, a vivir durante todo el décimo mes del año 2019 en la Iglesia Universal. Por ello, este martes 1 de octubre, en la Arquidiócesis de La Serena, se ha comenzado a vivir este tiempo con el objetivo de alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia ad gentes, bajo el lema Bautizados y Enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo. 

Es así que durante el presente mes, se ha invitado a las Vicarías a realizar una misión en conjunto, como ya lo hizo la Vicaría de Coquimbo. Asimismo, se instó a parroquias y comunidades a desarrollar actividades atingentes al trabajo evangelizador.

Además, uno de los programas más importantes previstos para este tiempo, es el IV Congreso Misionero Arquidiocesano, que tendrá lugar el sábado 19 de octubre, entre 09:30 y 13:30 horas, en dependencias de la parroquia “María Reina de los Apóstoles” de Pan de Azúcar, ocasión en que expondrá el P. Alberto Nahuelanca, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias, así como también el Obispo Jorge Vega, presidente de la Comisión Nacional de Misiones. 

En este sentido, el P. Francisco Mesa, Directo Arquidiocesano de las Obras Misionales Pontificas, invitó a la comunidad en general a ser partes de este linda instancia eclesial. “El Santo Padre nos ha extendido una invitación para que vivamos esta instancia fundamental en la vida de fe. Queremos centrarnos en la formación, sea bíblica, de catequesis, espiritual, entre otros, de manera que nos sintamos verdaderamente enviados. El lema de este tiempo nos recuerda que desde el bautismo somos llamados a anunciarlo a Él. Los convoco entonces para que, como comunidad arquidiocesana, proclamemos el evangelio en cada rincón de nuestra zona, que el Señor se haga presente en los hogares de todas las familias, así como también en centros de salud, cárceles, hogares de ancianos y tantos otros lugares donde se necesita con urgencia la gracia de Dios”, puntualizó. 

Lo más visto