En salón arzobispal se realizó el primer encuentro junto a dirigentes sindicales y sociales de la zona, con motivo de reflexionar sobre la crisis que vive el país.

Preocupados por la grave crisis social que afecta a Chile, el número de fallecidos y gran cantidad de heridos desde que se iniciaron las manifestaciones, junto con los hechos de violencia que se han registrado en la región, la mañana de este lunes 11 de noviembre se realizó el primer encuentro de Diálogo por la Paz y la Justicia junto a dirigentes sociales y sindicales de la zona.

La jornada, propiciada por la Iglesia en la Arquidiócesis de La Serena y que fue dirigida por el P. José Manuel Tapia, Vicario de Pastoral, fue iniciativa de Néstor Sierra, dirigente del sindicato de Wallmart de El Milagro y otrora participante de la Pastoral del Trabajador, quien explicó que la principal motivación fue “querer sentir la voz de la Iglesia en el momento actual que enfrentamos, donde se ve tanta violencia, muertes, abusos de diferentes maneras, mutilación de jóvenes. Presenciar a gente que va con las manos limpias a marchar y salen con heridas. No puede ser que vivamos con el miedo que se está instalando y no digamos nada”.

Asimismo, agregó que “se dio la posibilidad que el Arzobispo me escuchara y junto al Vicario de Pastoral comenzamos a trabajar con dirigentes y gremios, para ser un puente con las personas y así manifestarles que la Iglesia está presente y en comunión buscar una solución”.

En la ocasión participaron diferentes dirigentes de organizaciones sociales y sindicatos de instituciones, tanto públicas como privadas, quienes manifestaron su parecer ante la situación actual del país, expresando su sentir respecto a las demandas sociales, a los hechos de violencia, la protección de los Derechos Humanos, solicitando un trabajo colaborativo en beneficio del bien común y la dignidad de las personas.

Presente estuvo también el diácono permanente Marcos Rojas, Asesor Arquidiocesano de la Pastoral Social-Caritas, quien valoró la instancia, indicando que permite “abrir caminos de solución. Bajo el contexto que vivimos y tomando en cuenta la Doctrina Social de la Iglesia, me hace juicio lo que demandan. Hemos trabajado los criterios de reflexión, con las declaraciones emitidas por la Conferencia Episcopal y las palabras entregadas por nuestro Arzobispo, y este tipo conversatorio va en beneficio de la perspectiva de la acción, lo cual nos entrega los elementos para abordar la crisis y hacer un aporte concreto como comunidad a la demanda que la ciudadanía está pidiendo”.

De esta manera, se espera que continúen desarrollándose este tipo de jornadas, con la finalidad de escuchar las voces de todos quienes forman parte de la vida social y eclesial en las provincias de Elqui y Limarí.

Lo más visto