Colors: Cyan Color

En el marco del centenario del fallecimiento de Santa Teresa de Los Andes, se realizó el especial signo en la capilla del convento ubicado en la capital regional.

La tarde de este viernes 13 de septiembre se vivió una especial Eucaristía en la capilla del Monasterio del Santísimo Sacramento de las Carmelitas Descalzas de La Serena. Y es que previo a la celebración, que fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, se realizó la solemne apertura de la Puerta Santa del templo.

La actividad está enmarcada en la conmemoración del centenario del fallecimiento de Santa Teresa de Los Andes, primera santa chilena y primera Carmelita Descalza del continente en alcanzar el honor de los altares, por lo que para la comunidad religiosa es “muy importante su legado y queremos que este año se realce el conocimiento de su vida en el pueblo de Chile, para seguir su ejemplo y quererla más”, destacó la Hna. María Eugenia de la Eucaristía, Superiora de la congregación en la zona.

Además, la religiosa expresó que viven este momento “con mucha alegría, porque nos hace ver que la santidad es posible, que está a nuestro alcance. Solo necesita que tengamos buena voluntad para acoger la gracia de Dios y vivir cada día con mucho amor, cumpliendo lo que Él nos encomienda”.

  • La actividad, enmarcada en el centenario de la Pascua de Santa Teresa de Los Andes, está programada para el próximo viernes 13 de septiembre.

El 12 de abril del 2020 se conmemorarán 100 años del fallecimiento de Juana Fernández Solar, más conocida como Santa Teresa de Los Andes. Por tal motivo, el Papa Francisco ha concedido, en el marco del centenario de la Pascua de la primera santa chilena, un Año Jubilar, ocasión por la cual en todos los templos carmelitas de Chile se efectuará la apertura de la Puerta Santa, tal como ocurrirá el próximo viernes 13 de septiembre a las 19:30 horas, en la capilla de las Carmelitas Descalzas de La Serena, ubicada en Gandarillas 997.

“Este es un tiempo de gracia que se expresa gráficamente a través del signo de ingresar por la Puerta Santa de nuestro templo, el cual durante todo este año pasará a ser Jubilar, es decir, donde se podrá recibir la misericordia del Señor obteniendo la indulgencia plenaria, que es concedida por la Santa Sede cumpliendo algunos requisitos que estarán especificados en un afiche que dispondremos aquel día”, explicó la Hermana María Eugenia de la Eucaristía, Superiora del Monasterio del Santísimo Sacramento de la capital regional.

Cabe destacar, que para el jueves 12 de septiembre a las 19:30 horas se vivirá un Encuentro de Oración en torno a la espiritualidad de Santa Teresa de Los Andes, preparando lo que será la apertura de la Puerta Santa al día siguiente, posterior a la cual se celebrará la santa Eucaristía que será presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas.

La Hermana María Eugenia convocó a “todas las personas que lo deseen pueden venir e igualmente invitar a otras. Es una gracia que el Señor concede a todos los fieles, oportunidad que no podemos desaprovechar. Es la misericordia de Dios que se nos concede a través de Cristo, quien es la verdadera Puerta Santa, simbolizada por el acceso de madera que bendecirá el Arzobispo el próximo viernes, así que bienvenidos para ese día, como también a lo largo de todo el año que se continuarán celebrando Eucaristías los 13 de cada mes”.

Legionarias y legionarios de la Regia de La Serena, conmemoraron el importante aniversario de la asociación de fieles católicos a nivel mundial. 

Fundada el 7 de septiembre de 1921 en Dublín, Irlanda, por el Siervo de Dios Frank Duff, la Legión de María se ha convertido en un verdadero ejército de laicos que llevan el mensaje de Cristo a los hermanos más necesitados. Por tal razón, este jueves 12 de septiembre las legionarias y legionarios de la Regia de La Serena se reunieron con ocasión de conmemorar el 98° Aniversario de la agrupación a nivel mundial.

“Nosotros vivimos con mucha alegría el compartir esta misión, que es obra de nuestro Señor Jesucristo y María Santísima. Tenemos hermanas que llevan 50, 40 o 30 años en este servicio, como también hay otros que están recién empezando”, destacó Carmen Contreras, Presidenta de la mencionada asociación de fieles católicos en la zona, quien además solicitó “a las personas más jóvenes que se integren a los distintos grupos que animan la vida de fe en la zona”. 

En la ocasión, se celebró la santa Eucaristía en la Iglesia El Tránsito de La Serena, la cual fue presidida por el guía espiritual de la Legión, P. José Luis Flores, quien manifestó que este aniversario “es una buena noticia para la Iglesia en estos tiempos, porque es admirable el ejemplo y testimonio de todas las legionarias y legionarios, quienes están vinculados mucho con el Espíritu Santo, lo que tanto nos ha pedido el Papa Francisco. Por lo tanto, ¡qué mejor que ellos mismos comiencen con la renovación eclesial! Pues tienen experiencia, son entregados, muy fieles a su fe y, como decía un Obispo, son a todo terreno”.

Al finalizar la celebración, se vivió un compartir fraterno en la Casa de Retiros El Tránsito, para posteriormente pasar a la sala de María, lugar de reuniones que se les facilitó para sus encuentros de oración y organización.

∙      Las obras se centraron en la construcción de salas de clases, junto con el mejoramiento de cocina y comedor para los estudiantes.

Con la finalidad de cumplir con la nueva reglamentación exigida por el Ministerio de Educación y ofrecer mejores condiciones a sus estudiantes, el Colegio Parroquial de Andacollo realizó una importante inversión en su infraestructura, trabajos centrados en la remodelación de cocina y comedor, junto con la construcción de nuevas aulas para uso académico.

Las obras de construcción y mejoramiento, que se extendieron por cinco meses, fueron bendecidas por el Arzobispo René Rebolledo Salinas junto a la comunidad escolar este jueves 29 de agosto. “Nuestra comunidad educativa está muy ligada a la historia del pueblo mismo. Son 184 años de vida, lo que nos convierte en uno de los colegios católicos vigentes más antiguos del país. Hemos aportado en educación a tantos niños y jóvenes andacollinos. Estos mejoramientos son un sueño hecho realidad, ya que viene a responder a una medida exigida por la nueva Ley de Inclusión, para garantizar cobertura de estudios a todos los estudiantes. Siempre fuimos colegio básico, pero motivados en entregar una mejor formación, implementamos la enseñanza media, razones para invertir en la nueva infraestructura, esfuerzos que hoy se ven coronados con una hermosa construcción”, detalló Yenny Carmona, directora del establecimiento educacional.

La propia docente, se refirió a los desafíos que se presentan en los años venideros para la entidad educativa católica. “Existen muchos retos que debemos afrontar en el porvenir, ligados a cultivar los valores cristianos en el corazón de nuestros niños, tener una enseñanza óptima, formar personas de calidad humana y cristiana, entre otros. Ex alumnos traen a sus hijos o nietos a estudiar en nuestro colegio, reconociendo de cierta manera el legado de la educación que han recibido. Estamos felices por ello y por lo que hemos logrado en infraestructura, que viene a alentarnos en esta tarea de continuar inculcando el espíritu de servicio, entregados a la labor diaria, con fe y sentido del deber, apoyándonos unos a otros con lealtad”, puntualizó.  

La celebración, en que se entonará el himno del Te Deum, está programada para el domingo 15 de septiembre a las 12:00 horas.

Con el objetivo de pedir a Dios su protección y encomendarse a Él ante los desafíos que enfrentará Chile en el porvenir, desde el punto de vista social y eclesial, este domingo 15 de septiembre tendrá lugar en el templo Catedral de La Serena la santa Misa de Fiestas Patrias.

A la celebración, programada para el mediodía, están convocados laicos de las cuatro vicarías de la Arquidiócesis (Elqui, Limarí, La Serena y Coquimbo) y en ella participarán autoridades civiles y militares de la zona.

El encargado de presidir la Eucaristía será el Arzobispo René Rebolledo Salinas, quien manifestó que “al acercarse el 18 de septiembre, el pueblo santo de Dios junto a sus autoridades, celebra el Te Deum Laudamus, a Ti, oh Dios, te alabamos, maravillosa tradición republicana de nuestro país”. 

Además, agregó que “este año volveremos a entonar este hermoso himno en la celebración de la solemne Eucaristía del domingo, día del Señor. Estamos invitados, las autoridades junto al pueblo de Dios, a agradecer al Señor por todas las bendiciones que Él ha brindado a nuestro país”.

  • Mario Frighetto y Carla Simioni, quienes por más de 10 años sirvieron pastoralmente en la Arquidiócesis, inician un nuevo reto en su camino de vocación laical.

Son varios años en que la familia Frighetto Simioni, compuesta por Mario y Carla junto a sus cuatro hijas, llegaron a la Arquidiócesis de La Serena, con motivo de realizar diversos servicios pastorales en representación de la Comunidad Papa Juan XXIII, asociación internacional de laicos presente en más de 40 países alrededor del mundo.

Pero, en estos días, el matrimonio de origen italiano recibió un nuevo llamado en su vida misionera, por lo que inician su viaje a Cuba, el cual a pesar de que los tomó por sorpresa, lo reciben como una oportunidad para ayudar a los hermanos más necesitados. 

Antes de su partida, nuestro equipo quiso conversar con estos laicos comprometidos con el anuncio del Evangelio, entrevista que les presentamos a continuación.

¿Cuántos años sirvieron en la Arquidiócesis y cuál fue el apostolado que realizaron durante este tiempo?

Nosotros estuvimos  doce años en La Serena y seis en el campamento gitano, donde teníamos una carpa y hacíamos actividades lúdicas, junto con una escuela para niños y niñas. Además, un comedor solidario en la Capilla Corpus Cristi, perteneciente a la parroquia Ntra. Sra. de Lourdes. Asimismo, estuvimos comprometidos por varios años en la Pastoral Carcelaria, donde asistíamos junto a don Manuel Donoso y los demás voluntarios.

¿Creen que su participación en la zona ha marcado una huella, tanto en ustedes como en los fieles de la Arquidiócesis?

La acogida que recibimos por parte de don Manuel y después de don René Rebolledo fue importante, porque nuestra comunidad en todas partes del mundo vive al alero de la Iglesia Católica. No actuamos por nuestra cuenta, sino que seguimos a nuestro Pastor. Entonces, fue primordial la acogida de los dos arzobispos con quienes trabajamos.

Además, en la parroquia Ntra. Sra. de Lourdes tuvimos la suerte de servir junto al P. José Manuel Tapia y el P. Cristián Montenegro, por eso para nosotros como católicos fue muy importante insertarnos en una comunidad que nos dio espacio para desarrollar con humildad el carisma de nuestra comunidad.

¿Cuáles son sus sentimientos al partir rumbo a Cuba?

Nosotros no esperábamos que nos llamaran a Cuba. Desde allá solicitaron a la Comunidad una presencia y, por el momento, se trata de irnos a vivir como familia la realidad que ellos tienen, apoyando a las personas que participan de la Iglesia, quienes lo hacen con mucho valor, pero con bastante sufrimiento, pues se vislumbra la pobreza.

¿Cómo se han preparado para este viaje?

Fuimos en abril por mandato de la Comunidad, para saber cómo nos estableceríamos. Es un tiempo breve, más o menos mes y medio, porque debemos postular a la visa por un año. Prácticamente, seríamos la primera familia laica en recibir este documento de parte de la Iglesia en Cuba, lo que para nosotros es muy fuerte. 

Sabemos que la situación de vida es muy difícil, pero nos mantenemos tranquilos, sin mayores complicaciones. Vamos con mucha sencillez y esperanza en nuestras maletas. Nuestro lema es seguir al Jesús pobre, entonces creemos que es el camino que debemos seguir.

¿Cuáles son los desafíos para esta nueva misión?

Es un desafío importante, porque tenemos alrededor de 60 años de edad y esto es volver a recibir el llamado de la misión. Llegamos hace 23 años a Chile y ahora el Señor nos llama para servir, lo que aceptamos con mucha humildad. Si bien no tenemos las mismas fuerzas ni energías que antes, vamos con mucha ilusión y entusiasmo para ayudar a quienes más lo necesiten.

¿Qué actividades o proyectos tienen pensado realizar allá?

De un principio nos insertaremos en el territorio, ver cómo funciona el país y la localidad. Sabemos que no están permitidas las actividades sociales o muy llamativas, por lo que queremos incorporarnos en una parroquia y cooperar con el Obispo, ayudando a personas en situación de discapacidad. 

Vamos con una actitud de mucha humildad a insertarnos en un territorio muy diferente, donde la fe actualmente se permite y tolera, gracias a los frutos de la visita del Papa san Juan Pablo II, pero de igual forma tenemos que actuar con mucho respeto y prudencia. Sin embargo, Dios dirá, estamos dispuestos a hacer lo que Él nos pida.

¿Invitarían a otras personas a continuar su misión?

Antes de nosotros fue un matrimonio, pero por motivos de salud tuvieron que renunciar. Por el momento, hay que iniciar la misión de alguna manera. Acá en Chile recibimos voluntarios, como también del extranjero. Pero eso se podrá concretar cuando la misión esté más establecida. Actualmente somos solo nosotros, pero sería estupendo que se nos unieran más personas, ya que nuestros hermanos cubanos nos han pedido que no los dejemos solos. Porque vivir la fe en un país así es algo complicado, donde no hay libertad de culto como ocurre en Chile. La idea, es que podamos sentir que la Iglesia es universal y que se puede seguir a Jesús en cualquier circunstancia. 

¿Qué mensaje final les dedicarían a los fieles de la Arquidiócesis de La Serena?

Creo que en la Arquidiócesis de La Serena tienen mucho carisma. Nosotros conocimos muchas realidades de la Iglesia en esta zona. Es maravillosa la cantidad de personas que hacen el bien. Les instamos a que sigan así, es muy importante no desfallecer, no dejarnos llevar por pensamientos negativos cuando las cosas no marchan bien, porque es el Señor quien siempre guía a la Iglesia. 

Lo más visto