Colors: Cyan Color

Los trabajos, enmarcados en la prioridad pastoral Medio Ambiente, se focalizaron en el estero que cruza la localidad para prevenir inundaciones y desbordes del río en época invernal.

 La comunidad de la parroquia “Inmaculada Concepción” de Punitaqui realizó, este miércoles 10 de abril, un operativo de recolección de basura en la ribera del estero que atraviesa la localidad limarina. La actividad se enmarcó por una parte en el trabajo de las Orientaciones Pastorales Arquidiocesanas 2015-2022, que según su itinerario este año y el próximo tiene como prioridad el Medio Ambiente, así como también, con el objetivo de prevenir inundaciones y desbordes del caudal, ante el anuncio por parte de la autoridad de lluvias invernales.

En este sentido, el P. José Pérez Valencia, párroco del sector, manifestó que “hemos querido ser partícipes activos del cuidado de la Casa Común. Por ello, organizamos esta actividad de recolección de basura en un sector importante de nuestra comunidad. De esta manera, ayudamos a la toma de conciencia por el cuidado de la naturaleza. Además, entregamos un tríptico con algunas indicaciones que ayudan a estas acciones ecologicasas y que mejoran el entorno de nuestro diario vivir”, detalló.

Por su parte, Patricia Larrondo, partícipe de la actividad, comentó sobre el aporte de esta iniciativa. “Es una hermosa obra que se enmarca en el cuidado por nuestro medio ambiente. Es hacer un llamado a la sociedad para que seamos más cuidadosos con lo que botamos. Todos, de una forma u otra ensuciamos, pero pocos son los que ayudan a solucionar este mal. Con ello podemos vivir en un entorno más bello, armónico y limpio”, enfatizó.

A las 11:00 horas en el templo Catedral, está programada la Ordenación Presbiteral del diácono Oliver Pasten Briceño.

Como signo de esperanza y compromiso con Dios, fue recibida en la Arquidiócesis la noticia que el diácono Oliver Egardo Pasten Briceño fue llamado al Orden de los Presbíteros, cuya celebración tendrá lugar en el templo Catedral este sábado 6 de abril a las 11:00 horas.

Mediante comunicado oficial, el Arzobispo René Rebolledo solicitó “la oración de todas las comunidades por Oliver, para que sea un servidor fiel y humilde, que ame al Señor y a su Iglesia”.

El futuro presbítero es originario de Algarrobito y, tras unos meses acompañando a la comunidad de Combarbalá, actualmente realiza su servicio pastoral tanto en la parroquia “San Juan Evangelista” de Las Compañías, como también en la Vicaría para la Educación.

“Quisiera invitar a todas las comunidades para que puedan acompañarme en esta Ordenación Sacerdotal. Que cada uno pueda compartir la alegría que siento en este momento, en que he sido llamado al Orden de los presbíteros. Invito a todos los feligreses que me han conocido, que me han visto crecer y, sobre todo a quienes durante 11 años acompañé siendo seminarista y luego después como diácono, para que vivamos juntos esta fiesta de esperanza y alegría”, destacó el hasta ahora diácono.

Cabe destacar, que el domingo 7 de abril a las 10:00 horas, el neo presbítero celebrará su primera santa Misa en su comunidad de origen, la parroquia “San José” de Algarrobito, para luego a las 16:00 horas celebrar la Eucaristía en su actual parroquia, “San Juan Evangelista” de Las Compañías.

Numerosos fueron los fieles que acompañaron al recién ordenado sacerdote en su querida comunidad de origen, ubicada a 13 kilómetros de La Serena.  

 El pasado sábado 6 de abril, tuvo lugar en el templo Catedral de La Serena la ordenación presbiteral del P. Oliver Pastén Briceño. Al día siguiente, y en su parroquia de origen, “San José” de Algarrobito, presidió a las 10:00 horas su primera Eucaristía acompañado de sacerdotes, diáconos, seminaristas y de los fieles que lo vieron crecer en su proceso formativo, humano y vocacional.

“Fue un día hermoso. Hubo momento para la emoción, gratitud y recuerdos en la parroquia que me vio crecer desde niño. Celebrar la Eucaristía junto a toda la comunidad que me ha visto madurar es un regalo que lo atesoraré en lo más profundo de mi corazón. Agradezco la compañía de cada uno de ellos, así como también la de los sacerdotes y hermanos seminaristas que han ayudado en mi formación. Para mí y para el pueblo de Dios esta fiesta ha sido una verdadera bendición”, manifestó el P. Oliver

Por su parte, el P. Fernando Castro, párroco del sector, expresó el significado para la comunidad de vivir esta verdadera fiesta. “Oliver fue acogido con mucho cariño por los fieles, no tan sólo de Algarrobito, sino que por toda la parroquia. Lo han tomado como un regalo y un verdadero testimonio de fe. Llegaron profesores de su escuela básica, compañeros de curso, integrantes de la junta de vecinos, entre otros, para saludarlo y desearle lo mejor en su vida al servicio de Cristo y su Iglesia. Se le veía muy emocionado y feliz”, detalló.

En tanto, por la tarde, el recién ordenado presidió su segunda Eucaristía en la parroquia “San Juan Evangelista” de Las Compañías, comunidad donde actualmente sirve pastoralmente.

Más de 120 docentes sostuvieron encuentros, en La Serena y Ovalle, para conocer al nuevo Vicario para la Educación y el plan de trabajo pastoral del presente período.

 La Vicaría para la Educación del Arzobispado de La Serena sostuvo durante esta semana dos encuentros con profesores de religión que desempeñan su labor en establecimientos educacionales católicos, de inspiración cristiana y laicos, en las provincias de Elqui y Limarí, con la finalidad de aunar criterios para el trabajo del presente año, la formación permanente y la evaluación docente, jornadas que tuvieron lugar en la Escuela Industrial Salesiana San Ramón de La Serena y el colegio Santa María Eufrasia de Ovalle. 

El Vicario para la Educación, P. Alejandro Silva, manifestó el espíritu con que se desarrollaron de estos encuentros. “Lo más importante es escucha a la gente, las diversas áreas en que desempeñan su labor, evaluar el trabajo que han estado haciendo los colegios junto a la Vicaría y trazar mancomunadamente el camino a seguir. Es trascendental atender las inquietudes de quienes cumplen la labor docente en forma directa hacia nuestros niños y jóvenes, así como también fomentar la capacitación permanente en temas de teología pastoral de quienes desarrollan ese rol”.

El sacerdote también destacó dos aspectos de estas reuniones. “Los profesores están preocupados de su evaluación docente que los acredita exitosamente ante el Ministerio de Educación, así como también revisar y atender al llamado sobre el cuidado de los niños en temas de abuso de cualquier índole.  Son temas actuales que atenderemos con la urgencia que necesitan”, sostuvo.  

Destacar que el próximo viernes 5 de abril, a las 12:00 horas, tendrá lugar en el templo Catedral la Eucaristía que dará inicio oficial al año lectivo pastoral de colegios adheridos a la Vicaría, celebración que se realizará también en Ovalle el miércoles 10 del mismo mes.

      Con sentimientos de alegría y esperanza, fieles provenientes de toda la Arquidiócesis agradecieron al Señor por la Ordenación Presbiteral de Oliver Pastén Briceño.
 
Un verdadero testimonio de esperanza y amor por Jesús, fue lo que se vivió este sábado 6 de abril en el templo Catedral de La Serena. Y es que Oliver Pastén Briceño, luego de 11 años de camino vocacional, discernimiento y trabajo pastoral como seminarista y diácono, recibió su Ordenación Presbiteral en celebración eucarística presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, en compañía de sacerdotes, formadores, diáconos permanentes y seminaristas.
 
En la oportunidad, además, participaron fieles de toda la Arquidiócesis, especialmente de la parroquia “San José” de Algarrobito, comunidad de origen del neo presbítero, ubicada 13 kilómetros al oriente de La Serena, así como también por grupos parroquiales y pastorales donde, en su proceso formativo, ha desarrollado su labor dedicada al anuncio del Evangelio y ser testigo del amor de Cristo, como en “San Francisco de Borja” de Combarbalá, hasta hace pocos meses, y actualmente en “San Juan Evangelista” de Las Compañías.  
 
Al finalizar la celebración, el también asesor de la Vicaría para la Educación en la Arquidiócesis, enfatizó que “ser sacerdote en estos tiempos significa ser testigo del amor de Dios, sabiendo que vivimos en una sociedad que requiere tanto de ello. El presbítero es testigo de ese afecto profundo, sincero e infinito que representa la esperanza, aun cuando vemos que la Iglesia decae. De esta manera, el Señor, en su bendita bondad, nos reafirma que la barca no la llevamos nosotros, sino que la lleva Él. Cristo nos invita, una vez más, a seguirlo con fidelidad, alegría y amor”.  
 
Mensaje del Pastor
 
En su homilía, el Arzobispo indicó que “seguir las huellas de Cristo implica dar testimonio de nuestra fe en Él, aun en las circunstancias complejas que estamos viviendo, y yo me atrevería a decir ¡sobre todo en estas circunstancias que vivimos! Es ahora cuando la sociedad necesita testimonios valientes en la hora de la penumbra. Es ahora cuando la comunidad necesita hermanos que dan un paso adelante para servir al modo de Jesús. Porque el proyecto salvador de Dios sigue adelante”.
 
A su vez, manifestó que “la ordenación de un nuevo presbítero, junto con ser motivo de gran agradecimiento a Dios, es también un gran aliciente, especialmente para la misión evangelizadora de nuestra Arquidiócesis. ¡Es una gran esperanza!
 
Finalmente, el Pastor agregó sinceras palabras al recién ordenado presbítero. “No defraudes en esta esperanza. El Señor te escogió, te llamó, te invitó a servir en la viña de su Padre. Lo harás en la Iglesia que peregrina en la Arquidiócesis de La Serena, con este Arzobispo, servidor del Señor y de la Iglesia, y con quienes me sucedan en el servicio; con este presbiterio, tus hermanos sacerdotes, corresponsables con el Arzobispo en la misión evangelizadora, en esta Iglesia que cuenta con tantos desafíos… Procura con todas tus fuerzas no defraudar al Señor que ha puesto su confianza en ti, a la Iglesia que por mi humilde intermedio te concede hoy el ministerio presbiteral. Sirve en comunión con nosotros, consagrados al santo pueblo de Dios, especialmente a los más sencillos y humildes. Para ellos eres especialmente hoy un enviado del Señor. Ellos escucharán en tus palabras la voz del Señor, si sabes ir a su encuentro con sencillez y humildad. Nada de soberbia, nada de arrogancia, recuerda que estamos para servir”, puntualizó.  
 
 

La iniciativa, que es financiada con fondos de la Campaña Nacional Cuaresma de Fraternidad 2018, beneficiará a más 700 integrantes de clubes de adulto mayor, ejecutándose en las cuatro vicarías y tendrá una vigencia de 10 meses.

Sin lugar a dudas, la gran deuda de la sociedad chilena es el cuidado por los adultos mayores. Por ello, la Iglesia a través de Caritas Chile y la Campaña Cuaresma de Fraternidad, impulsaron durante los últimos dos años proyectos en directo beneficio de quienes pertenecen a este sector etario. Y este 2019, corresponde el último año para ejecutar iniciativas con fondos de la emblemática campaña solidaria para la tercera edad, ya que desde el próximo año irán en ayuda de los Migrantes.

Por tal motivo, en dependencias del edificio arzobispal se presentó este martes 26 de marzo el proyecto “Recibe a Jesús, recibe al adulto mayor”, programa impulsado por la Pastoral Social Caritas del Arzobispado de La Serena, que busca promover una salud integral y autovalente en los adultos mayores de la Arquidiócesis, materializado en la atención podológica y la entrega de elementos ortopédicos, consistente en sillas de rueda, burritos, muletas, entre otros.

“Este proyecto está planificado desarrollarlo de marzo a diciembre, teniendo como beneficiarios a los adultos mayores que participan en parroquias, comunidades y movimientos apostólicos ligados a la Iglesia arquidiocesana en sus cuatro vicarías, vale decir, Elqui, Limarí, Coquimbo y La Serena, así como también atenderemos a adultos mayores que se encuentran en abandono y que están cerca, física y espiritualmente, de nuestras comunidades. El año pasado se atendió a más de 350 personasPara este año esperamos el doble, manifestó Natalia Villalobos, encargada de ejecutar el proyecto.

Por su parte, Patricio Alegre, Director Arquidiocesano de la Pastoral Social Caritas, expresó el sentido que tiene este año la iniciativa. “Queremos darle continuidad al trabajo que hemos realizado los dos años anteriores, enfocándonos en mejorar el buen trato y cuidado de la salud de nuestros adultos mayores. Este año hemos incorporado  una pequeña farmacia ortopédica, con la finalidad de entregar soluciones de esta índole permitiendo mejorar la movilidad y desplazamiento para quienes lo requieren y no tienen la posibilidad de acceder económicamente a la compra de ellos”, puntualizó. 

Lo más visto