Colors: Cyan Color

   La Eucaristía de reapertura del templo ubicado en pleno centro de la ciudad de La Serena, luego de los trabajos realizados en su estructura, será este sábado 10 de agosto a las 18:00 horas.

 Tras un año de estar cerrado a la atención pastoral y visitantes, el templo Santo Domingo de La Serena reabrirá sus puertas a la comunidad, luego de ser entregado por la empresa a cargo de los trabajos de restauración en su nave central y torre. La santa Misa tendrá lugar este sábado 10 de agosto, a las 18:00 horas, y será presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas.

En la especial ocasión, participarán de la celebración eucarística el Vicario Provincial de la Orden de Frailes Predicadores, R.P. Juan José Baldini, junto a integrantes de la congregación propietaria del templo, quienes harán la entrega oficial de la finalización de los trabajos a la Arquidiócesis, para continuar desarrollando la atención pastoral en el lugar.

La Administradora de Bienes del Arzobispado, Cecilia Marín, detalló sobre los arreglos efectuados en el centenario templo ubicado en calle Cordovez, entre Matta y Pedro Pablo Muñoz. “A consecuencia del terremoto del 16 de septiembre de 2015 y el fuerte sismo del pasado 19 de enero, las piedras con que está edificado el templo sufrió muchos daños. Por ello, los trabajos se centraron en repararlas con un adhesivo especial, de manera de sellarlas ante eventuales movimientos telúricos. Además, se retiró un atrio ubicado en la nave central que estaba colapsado con peligro de caída, así como también se trabajó en la cúpula, reforzándola y colocándole una malla para prevenir el daño provocado por las palomas”, explicó.

  • En el templo Catedral tuvo lugar la celebración eucarística en que participaron los hermanos provenientes del vecino país que residen en La Serena. 

Con motivo de encomendarse y agradecer al Señor por las oportunidades brindadas en tierras lejanas a su patria, la comunidad peruana residente en la capital regional y sus alrededores, participó de la Eucaristía dominical de mediodía en el templo Catedral, celebración presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas y en la que además tomaron parte numerosos migrantes provenientes de diversas latitudes. 

En la espacial ocasión, en que la República del Perú conmemoró el 198º aniversario de la declaración de su independencia, la imagen del Señor de los Milagros acompañó a los fieles presentes, santo patrono en quien confían y depositan sus esperanzas. 

Carlos Marino, coordinador de la colonia peruana en La Serena, manifestó que como nación depositan “toda nuestra confianza en el Señor de los Milagros. Está en nuestra sangre y tradiciones. Donde quiera que vayamos nos acompaña, así como también Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres. Por eso mismo, es muy grato para nosotros tener su imagen presente en la región de Coquimbo. En esta oportunidad, en que celebramos nuestras fiestas patrias, queremos encomendar nuestros anhelos y deseos en sus manos, así como también rogar al Señor por quienes están lejos de sus familiares y su tierra natal”. 

Por su parte, Ester Chilón, integrante de la comunidad peruana en la zona, destacó que “en este nuevo aniversario patrio le pedimos al Señor más hermandad y unión entre compatriotas, para poder luchar contra las adversidades de la vida. Queremos que Él nos bendiga para seguir amándonos, porque ese es el mandamiento que Jesús mismo nos dejó: amar a Dios con todo tu corazón y al prójimo como a ti mismo”.

  • Con Eucaristía y compartir fraterno junto a la comunidad, se realizó el lanzamiento de actividades programadas durante agosto.

Convocados por la Pastoral Social-Caritas de la Arquidiócesis de La Serena, numerosos fieles llegaron hasta el templo Catedral al mediodía de este jueves 1 de agosto, con motivo de participar en el Lanzamiento del Mes de la Solidaridad 2019.

En la ocasión, se celebró la santa Misa que fue presidida por el P. José Manuel Tapia, Vicario de Pastoral, y en la que tomaron parte integrantes de las comunidades que prestan servicio en diversas instancias pastorales de la zona, reunidos bajo el lema ¿Qué haría Cristo en mi lugar?, motivado por la celebración del Congreso Eucarístico Arquidiocesano.

“Nos reunimos bajo la mirada de san Alberto Hurtado que nos invita a ser testigos de Jesucristo en medio de aquellos que lo necesitan. Este año la Campaña Cuaresma de Fraternidad se dedicó a los hermanos migrantes, por lo que queremos que este Mes de la Soldiaridad vaya dirigido con una mirada de oración, respeto, acogida, acompañamiento y ayuda a aquellos que, provenientes de otras latitudes, llegan a habitar en nuestra zona”, indicó Patricio Alegre, Director Arquidiocesano de Pastoral Social-Caritas.

La jornada finalizó con un compartir fraterno junto a la comunidad presente en la Eucaristía, integrando también a quienes transitaban a esa hora por el centro de la capital regional y, especialmente, con los hermanos y hermanas más carenciados de nuestra sociedad.

Finalmente, el Director de Caritas en la zona invitó a “mirar a aquel hermano que viene de otro país y que en este momento necesita de nuestra ayuda. Asimismo, convocarlos a acentuar en nuestra vida pastoral la solidaridad con las diversas actividades programadas en las diversas instancias eclesiales presentes en la Arquidiócesis”.

Tras los daños sufridos por el terremoto del 2015 y el sismo del pasado mes de enero, se reconstruirán partes de la torre de forma externa e interna y los balaustres de la fachada.

Debido a los daños causados por el terremoto del 16 de septiembre del 2015, que afectó a gran parte de la región de Coquimbo, junto con el fuerte sismo del pasado 19 de enero, se dará inicio a los trabajos de reparación en el templo Catedral de La Serena, obras que han sido aprobadas por el Consejo de Monumentos Nacionales para fines del mes de julio. 

Cecilia Marín, administradora de bienes del Arzobispado e integrante del equipo arquidiocesano para la reconstrucción, comentó que esta “es una reparación de un Monumento Nacional con mucho valor histórico, por lo tanto, el trabajo a realizarse debe ser muy meticuloso. Por tal razón, es posible que se realice un cierre temporal de la plaza san Juan Pablo II, para la instalación de las maquinarias necesarias que implica una obra de este tipo”. Asimismo, destacó que “no podemos seguir arriesgándonos a sufrir las consecuencias de otro sismo similar o de mayor magnitud, que pueda generar más daño”.

Cabe destacar que, para la tranquilidad de todos los feligreses, la Iglesia Catedral podrá seguir siendo visitado por quienes así lo deseen de forma paulatina y segura, ya que las reparaciones que se efectuarán durante aproximadamente 6 meses serán de carácter preventivo, con el fin de proteger al principal templo de la Arquidiócesis ante posibles movimientos telúricos en el futuro. “Actualmente la Catedral posee diversos daños, como por ejemplo en el campanario, de igual forma hay grietas donde están las campanas y el reloj y en el antetecho que conforma la parte superior de la fachada, los cuales se agravaron con el segundo sismo. Destacar que, al ser una construcción de piedra, se dañaron los estucos, se soltaron algunas piedras y las balaustradas. A consecuencia de los trabajos, se tendrá que limitar la zona de circulación, sin embargo, las personas igualmente podrán ingresar al templo sin problemas, ya que en su estructura principal no posee daños importantes. Las reparaciones son de carácter preventivo”, señaló Domenico Albasini, arquitecto a cargo del proyecto de reparación

  • Se trata de la comunidad “La Inmaculada” de Villa Tuquí, que será creada en la celebración eucarística de este 3 de agosto a las 17:00 horas.

Con el objetivo de integrar a los numerosos feligreses que participan de las comunidades eclesiales en la ciudad de Ovalle, este sábado 3 de agosto, en la santa Misa que celebrará el Arzobispo René Rebolledo Salinas a las 17:00 horas, se realizará la creación de la parroquia “La Inmaculada”.

Cabe destacar, que la nueva parroquia estará conformada por las comunidades “San Francisco de Asís” de Población Limarí, “San José Obrero”, situada en la Población 8 de julio, y la sede parroquial, cuyas oficinas se emplazarán en la hasta ahora capilla “La Inmaculada”, ubicada en Avenida Las Torres del sector Villa Tuquí, todas pertenecientes actualmente a la parroquia “El Divino Salvador”.

El P. Gerardo Soto, Vicario del Limarí, párroco en “El Divino Salvador” y a quien le corresponderá además la administración y atención pastoral de la nueva comunidad parroquial, invitó a “todos los fieles de Ovalle y también de otras ciudades, ya que esta es una fiesta arquidiocesana, para que asistan a presenciar este hecho histórico. Esperamos que la Iglesia pueda seguir creciendo y así poder contar con más parroquias y comunidades. Es nuestro anhelo que este sábado el templo esté colmado de personas, para poder alabar al Señor y agradecerle por este don que nos regala”.

Bajo el alero del proyecto de evangelización pastoral "Misiones Solidarias", los jóvenes realizaron trabajos voluntarios en pueblos y localidades de las provincias Elqui y Limarí.

Desde el 13 y hasta el domingo 21 de julio, más de 120 jóvenes pertenecientes al proyecto “Misiones Solidarias”, del Instituto profesional Duoc UC, estuvieron misionando y realizando trabajos voluntarios junto a comunidades eclesiales de las provincias Elqui y Limarí.

Es así que hasta las capillas "Ntra. Sra. de las Mercedes" de Quebrada de Paihuano y "Ntra. Sra. de Lourdes" de Tres Curces, pertenecientes a la parroquia "Inmaculada Concepción" de Paihuano, llegó el grupo de estudiantes provenientes de la sede Valparaíso de la mencionada casa de estudios, cuyo coordinador, Cristopher Durán, comentó que “a todos nos ha gustado mucho estas misiones, la gente nos recibió con mucho cariño. Esta definitivamente es una experiencia que te llena el corazón y que la volveríamos a hacer, porque las personas estaban muy emocionadas con nuestra llegada, nos esperaban con ansias y eso nos llegó mucho”.

Destacar que los jóvenes, mediante los conocimientos adquiridos en el Instituto Profesional, han encabezado capacitaciones para las personas del lugar, además de instalaciones eléctricas para casas y templos, operativos odontológicos para niños del sector y trabajos de mecánica para vehículos livianos, tal como ocurrió en las comunidades "San Antonio de Padua" de Quebrada de Talca, "Sagrado Corazón de Jesús" de Gabriela Mistral y la sede parroquial "San José" de Algarrobito, donde llegó la agrupación de la sede Maipú. "Los  estudiantes se organizaron para realizar talleres de manualidades, deportivos y también instancias de oración y reflexión con la comunidad. Es muy valorable que posean como principal motivación venir a conocer las diferentes realidades de quienes viven acá y que quieran poner a disposición sus conocimientos al servicio de quienes más lo necesitan", destacó la coordinadora, Diana González.

Por su parte, en la Vicaría del Limarí llegó hasta la parroquia "San Francisco de Borja" de Combarbalá otro grupo de misioneros, pertenecientes a la sede Viña del Mar, que estuvieron junto a los fieles de las capillas "Inmaculada Concepción" de Cogotí 18 y "Divina Misericordia" de Pampa Tinajas, quienes fueron acompañados por el seminarista Carlos Suárez, del Seminario Mayor "San Rafael" de Lo Vásquez ubicado en la Diócesis de Valparaíso, quien sostuvo que “los jóvenes han estado muy comprometidos. Estas misiones son parte de su formación profesional y desde esa perspectiva ellos procuraron desarrollar las actividades con la mayor dedicación posible, lo hicieron con mucho cariño y afán de aprender de la comunidad. Ellos salieron muy misionados del sector, muy agradecidos y contentos del recibimiento que tuvieron”.

Lo más visto