En uno de los aparatos viajaba Vasily Tonkoshkurov, jefe de personal de las fuerzas de tierra, y el otro transportaba 35 toneladas de material
Dos aviones de la fuerza aérea rusa aterrizaron en el principal aeropuerto de Venezuela el sábado con un oficial de defensa ruso y cerca de 100 soldados. Los dos aviones partieron de un aeropuerto militar ruso con destino a Caracas el viernes y uno de ellos despegó desde la capital venezolana el domingo.

La llegada de los aparatos ocurre tres meses después de que las dos naciones realizaran ejercicios militares en territorio venezolano calificados por presidente Nicolás Maduro como una señal del fortalecimiento de sus relaciones. Washington tachó los ejercicios de invasión rusa en la región.

El reportero venezolano residente en Colombia Javier Mayorca escribió en Twitter el sábado que en el primer avión viajaba Vasily Tonkoshkurov, jefe de personal de las fuerzas de tierra, y agregó que el segundo era un avión de carga que transportaba 35 toneladas de material.

Un avión de carga Ilyushin IL-62 y un avión de carga militar Antonov AN-124 partieron hacia Caracas el viernes desde el aeropuerto militar ruso de Chkalovsky. Durante el trayecto, se detuvo en Siria, según el sitio web de seguimiento de vuelos Flightradar24.

Los vuelos transportaban a militares que llegaron a realizar un “intercambio de consultas”, según Sputnik, la agencia de noticias del gobierno ruso, que citó a una fuente anónima en la embajada rusa. “Rusia tiene varios contratos que están en proceso de cumplimiento, contratos de carácter militar”, dijo la fuente.

Por su parte, un funcionario venezolano ha asegurado que los aviones rusos forman parte de la cooperación militar en curso entre los dos aliados, según la agencia AP. Según esta fuente, los uniformados rusos se encuentran en suelo venezolano para discutir sobre mantenimiento de equipos, entrenamientos y estrategias.

La administración Trump ha impuesto sanciones severas a la industria petrolera venezolana en sus esfuerzos por expulsar a Maduro del poder en favor del autoproclamado presidente interino Juan Guaidó y ha pedido a los militares venezolanos que le abandonen. Maduro ha denunciado las sanciones como intervencionismo estadounidense y ha recibido el respaldo diplomático de Rusia y China.

En diciembre, dos aviones bombarderos rusos capaces de transportar armas nucleares aterrizaron en Venezuela en una muestra de apoyo al gobierno de Maduro que enfureció a Washington. Maduro dijo el miércoles que Rusia enviaría medicamentos “la próxima semana”, sin describir cómo llegaría, y agregó que Moscú envió en febrero unas 300 toneladas de ayuda humanitaria.

Ese mismo mes, el gobierno venezolano bloqueó un convoy que transportaba ayuda humanitaria que había coordinado el equipo de Guaidó, incluidos suministros proporcionados por los Estados Unidos, para que ingresaran a través de la frontera con Colombia.