"El llamado es aquí en este momento, en la base aérea La Carlota a acompañar este proceso del cese definitivo de la usurpación", subrayó el jefe legislativo, quien también instó a sus seguidores a "cubrir las calles" de Venezuela.

El gobierno venezolano denunció el hecho como un "intento de golpe de Estado" y manifestó que la situación está controlada.

"En estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado", aseguró en Twitter el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien se refirió al caso como un "intento" detrás del cual está la "derecha golpista".

"Llamamos al pueblo a mantenerse en alerta máxima para, junto a la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, derrotar el intento de golpe y preservar la paz", añadió Rodríguez.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo que el levantamiento es obra de una pequeñísima fracción de la Fuerza Armada y el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia)", el cuerpo que vigilaba a López.

"Generan una alarma de un golpe militar en Venezuela, no lo lograron porque hay una cohesión con nuestros militares", afirmó Cabello, quien llamó a oficialismo a movilizarse hacia el palacio de Miraflores en apoyo a Maduro.

Por su parte, el canciller colombiano, Caros Holmes Trujillo, anunció una reunión urgente del Grupo de Lima, bloque de países que apoya a Guaidó.

"Siguiendo instrucciones del Presidente @IvanDuque avanzamos en la comunicación con los países miembros del Grupo de Lima para convocar reunión de emergencia a fin de continuar apoyando con decisión regreso de la democracia y libertad a Venezuela". "Hago un llamado a todos los países miembros del Grupo de Lima para que hoy continuemos nuestra tarea de apoyo al regreso de la democracia y libertad a Venezuela y definamos de común acuerdo una reunión de emergencia".

Lo más visto