Arribó a Vladivostok, donde fue recibido con honores militares. El jueves ve al presidente ruso
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, llegó este miércoles a Vladivostok, Rusia, donde fue recibido con honores militares en la víspera de su primera reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, que tendrá lugar en esta ciudad del Lejano Oriente ruso.

El tren blindado del mariscal norcoreano se detuvo en la estación ferroviaria de Vladivostok a las 18.00 hora local (5 de la mañana hora argentina), donde fue recibido sobre una alfombra roja por el ministro para el Desarrollo del Extremo Oriente, Alexandr Kozlov, el viceministro de Exteriores, Ígor Morgúlov.

Además, la comitiva de recibimiento estaba integrada por el embajador ruso en Corea del Norte, Alexandr Matségora, y el gobernador de Primorie, Oleg Kozhemiako.

Al salir de la estación, una orquesta militar tocó el himno norcoreano y el ruso, y, antes de subirse a una limusina, Kim y las autoridades rusas pasaron revista a la guardia de honor.

La delegación norcoreana partió posteriormente hacia la cercana isla de Russki, donde está el campus de la Universidad Federal del Lejano Oriente y donde se reunirá el jueves con Putin.

Según dijo Kozhemiako a la primera cadena de televisión rusa, Rossiya, Kim probará en el almuerzo borsch, tradicional sopa de remolacha y col; pelmenies (raviolis siberianos) y caviar.

Lo más visto