Cuarenta y nueve personas murieron y más de 20 resultaron heridas de gravedad en unos tiroteos que se registraron el viernes en dos mezquitas de Nueva Zelanda, en un incidente calificado de atentado terrorista por la primera ministra Jacinda Ardern.

La matanza, ejecutada por al menos un hombre armado durante las plegarias del viernes en la ciudad de Christchurch, es el peor tiroteo masivo sufrido por el país y ha sido condenado por numerosos países de la región.

Un hombre armado retransmitió imágenes en directo en Facebook del ataque en una de las mezquitas, al estilo de los vídeos juegos de tiradores en primera persona, tras publicar un “manifiesto” en el que denunciaba a los inmigrantes.

Ardern dijo que Nueva Zelanda ha ordenado poner el país en su nivel de amenaza más alto y que había cuatro personas detenidas (tres hombres y una mujer) con opiniones extremistas pero que no estaban en ninguna lista de vigilancia policial.

El equipo de críquet de Bangladés, que estaba de visita en el país, había acudido a rezar en una de las mezquitas cuando comenzó el tiroteo, pero todos los miembros se encontraban a salvo, dijo un entrenador del equipo a Reuters.

El jefe de policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, dijo que 49 personas habían sido asesinadas en dos mezquitas y un hombre de unos 20 años había sido acusado de asesinato.

“Está claro que esto ahora solo puede ser descrito como un ataque terrorista”, dijo la primera ministra.

En el vídeo que circuló en las redes sociales, aparentemente grabado por un hombre armado y publicado en directo en internet a medida que se desarrollaba el ataque, se le veía conduciendo en dirección a una mezquita, entrando y disparando al azar a las personas que estaban dentro.

 

En las imágenes del vídeo se veía a los fieles, posiblemente muertos o heridos, acurrucados en el suelo de la mezquita. Reuters no pudo confirmar la autenticidad de las imágenes.

Un hombre que afirmó encontrarse en la mezquita de Al Noor dijo a los medios de comunicación que el hombre armado era blanco, rubio y que llevaba un casco y un chaleco antibalas. El hombre irrumpió en la mezquita mientras los fieles se arrodillaban para orar.

“Tenía un arma grande... entró y comenzó a disparar a todos en la mezquita, por todas partes”, dijo el hombre, Ahmad Al-Mahmoud. Añadió que él y otros escaparon rompiendo una puerta de vidrio.

Una publicación anónima del viernes en el sitio 8chan, conocido por incluir contenidos con discursos de odio, indicaba que el autor del “post” iba a “atacar a los invasores”, e incluía enlaces a un manifiesto y a una transmisión en vivo de Facebook, en la que se mostraba el tiroteo del viernes.

El manifiesto indicaba que la motivación del ataque era el “genocidio blanco”, un término que los grupos racistas suelen utilizar para referirse a la inmigración y el crecimiento de las poblaciones minoritarias.

El enlace de Facebook dirigía a los usuarios a la página de un usuario llamado brenton.tarrant.9.

Una cuenta de Twitter con el identificador @brentontarrant publicó el miércoles imágenes de un rifle y otros artículos militares decorados con nombres y mensajes relacionados con el nacionalismo blanco. Las armas se parecen a las utilizadas en las imágenes en vivo del ataque a la mezquita del viernes.

 

No se ha podido aclarar aún si los ataques fueron llevados a cabo por el mismo hombre.

“Este es uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”, dijo Adern.

Un terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter ha sacudido hoy Filipinas, según informa la agencia Reuters, que cita al Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS en inglés). El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas ha rebajado a 5,7 la intensidad del temblor. Hay al menos cinco víctimas mortales por el derrumbe de dos edificios, según ha informado la gobernadora de la provincia de Pampanga, Lilia Pineda, a AFP. Tres cuerpos fueron sacados de los escombros de un edificio en la ciudad de Porac, a unos 100 km al noroeste de Manila, en la isla de Luzón. Además un niño y su abuela fallecieron por el derrumbe de un edificio de la vecina localidad de Lubao.

La gobernadora Pineda ha declarado a AFP que el terremoto ha provocado un apagón que ha obstaculizado el trabajo de los equipos de rescate. Según Efe, los edificios se han movido en la capital, Manila. Muchos de ellos han sido evacuados. En las redes sociales hay imágenes y vídeos en los que se ve cómo el temblor ha hecho oscilar los rascacielos en Makati, el distrito financiero del Gran Manila. Un edificio se ha venido abajo y ha matado a dos personas. Además, se han interrumpido los servicios ferroviarios.

El epicentro del temblor se sitúa a más de 100 kilómetros al noroeste de Manila, en la provincia de Zambales, y a una profundidad de 40 kilómetros. El terremoto se produjo a las 17.13 hora local, las 11.13 en Madrid. Filipinas se sitúa en una zona muy activa sísmicamente, el Anillo de Fuego del Pacífico, una curva en forma de herradura repleta de volcanes y de fallas que rodea todo el océano desde Asia hasta el polo norte y toda América de norte a sur, en el que se producen el 90% de los terremotos del mundo.

Los rifles y cartuchos de Brenton Tarrant, el hombre de 28 años que transmitió en vivo el ataque, tenían leyendas con referencias históricas
Brenton Tarrant, el hombre de 28 años que atacó dos mezquitas en Nueva Zelanda, mató al menos a 49 personas e hirió a más de 20 heridos -masacre que transmitió en vivo por Facebook Live- escribió sobre sus armas unas misteriosas palabras y frases.

Las inscripciones que hizo sobre los rifles semiautomáticos y los cartuchos hacen referencia a otras masacres que cometidas contra migrantes y viejas batallas entre cristianos y musulmanes.

Tarrant, fue identificado por las autoridades como un hombre blanco de 28 años nacido en Australia.

En los cartuchos de sus armas escribió nombres como el de Luca Traini, un italiano que masacró a seis inmigrantes en la ciudad de Mascerate en 2018.

"Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente", escribió en un manifiesto que publicó en internet antes del ataque.

Otra de las inscripciones, en la que dice "Por Rotherham", hace referencia a una ciudad en el Reino Unido donde ocurrieron, durante décadas, abusos sexuales a niños.

Tarrant también escribió el nombre de Sebastiano Venier, quien fue dux (magistrado supremo) de Venecia y comandante de un contingente en la batalla de Lepanto, en la cual la Liga Santa de la Iglesia Católica derrotó a los turcos el 7 octubre de 1571.

También está escrito el nombre de Shipka Pass, que hace alusión a una batalla a finales entre el Imperio Ruso y el Imperio Otomano.

La policía de Nueva Zelanda informó que Tarrant se encuentra bajo arresto, junto con otras tres personas que podrían haber sido sus colaboradores. Por el momento, las autoridades neozelandesas se negaron a difundir la identidad de los otros sospechosos.

"Las víctimas fatales ocurrieron en dos lugares diferentes", en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, dijo el comisario Mike Bush.

Las mezquitas de Christchurch estaban repletas por la sesión vespertina de oraciones, cuando comenzaron los disparos.

La prensa local apuntó que por lo menos nueve personas resultaron muertas, y toda la Isla Sur de Nueva Zelanda fue bloqueada para las operaciones policiales de búsqueda.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, lamentó el viernes que su país vive uno de sus "días más oscuros".

 

 

Lo más visto