Cuarenta y nueve personas murieron y más de 20 resultaron heridas de gravedad en unos tiroteos que se registraron el viernes en dos mezquitas de Nueva Zelanda, en un incidente calificado de atentado terrorista por la primera ministra Jacinda Ardern.

La matanza, ejecutada por al menos un hombre armado durante las plegarias del viernes en la ciudad de Christchurch, es el peor tiroteo masivo sufrido por el país y ha sido condenado por numerosos países de la región.

Un hombre armado retransmitió imágenes en directo en Facebook del ataque en una de las mezquitas, al estilo de los vídeos juegos de tiradores en primera persona, tras publicar un “manifiesto” en el que denunciaba a los inmigrantes.

Ardern dijo que Nueva Zelanda ha ordenado poner el país en su nivel de amenaza más alto y que había cuatro personas detenidas (tres hombres y una mujer) con opiniones extremistas pero que no estaban en ninguna lista de vigilancia policial.

El equipo de críquet de Bangladés, que estaba de visita en el país, había acudido a rezar en una de las mezquitas cuando comenzó el tiroteo, pero todos los miembros se encontraban a salvo, dijo un entrenador del equipo a Reuters.

El jefe de policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, dijo que 49 personas habían sido asesinadas en dos mezquitas y un hombre de unos 20 años había sido acusado de asesinato.

“Está claro que esto ahora solo puede ser descrito como un ataque terrorista”, dijo la primera ministra.

En el vídeo que circuló en las redes sociales, aparentemente grabado por un hombre armado y publicado en directo en internet a medida que se desarrollaba el ataque, se le veía conduciendo en dirección a una mezquita, entrando y disparando al azar a las personas que estaban dentro.

 

En las imágenes del vídeo se veía a los fieles, posiblemente muertos o heridos, acurrucados en el suelo de la mezquita. Reuters no pudo confirmar la autenticidad de las imágenes.

Un hombre que afirmó encontrarse en la mezquita de Al Noor dijo a los medios de comunicación que el hombre armado era blanco, rubio y que llevaba un casco y un chaleco antibalas. El hombre irrumpió en la mezquita mientras los fieles se arrodillaban para orar.

“Tenía un arma grande... entró y comenzó a disparar a todos en la mezquita, por todas partes”, dijo el hombre, Ahmad Al-Mahmoud. Añadió que él y otros escaparon rompiendo una puerta de vidrio.

Una publicación anónima del viernes en el sitio 8chan, conocido por incluir contenidos con discursos de odio, indicaba que el autor del “post” iba a “atacar a los invasores”, e incluía enlaces a un manifiesto y a una transmisión en vivo de Facebook, en la que se mostraba el tiroteo del viernes.

El manifiesto indicaba que la motivación del ataque era el “genocidio blanco”, un término que los grupos racistas suelen utilizar para referirse a la inmigración y el crecimiento de las poblaciones minoritarias.

El enlace de Facebook dirigía a los usuarios a la página de un usuario llamado brenton.tarrant.9.

Una cuenta de Twitter con el identificador @brentontarrant publicó el miércoles imágenes de un rifle y otros artículos militares decorados con nombres y mensajes relacionados con el nacionalismo blanco. Las armas se parecen a las utilizadas en las imágenes en vivo del ataque a la mezquita del viernes.

 

No se ha podido aclarar aún si los ataques fueron llevados a cabo por el mismo hombre.

“Este es uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”, dijo Adern.

Lo más visto