Los dos centinelas pasaron a la justicia militar, mientras que un civil enfrenta su control de detención ante el Juzgado de Garantía.
Tras ser detenidos la noche de este martes, las tres personas vinculadas al asalto y robo de fusiles de guerra desde el Regimiento Chacabuco de Concepción, enfrentan este miércoles a la justicia.

Se trata de los soldados conscriptos Cristian Quiñonez y Cristian Ruminot, quienes pasan a la justicia militar, además del civil Danilo Andaur, quien pasa a control de detención ante el juzgado de garantía por receptación de armamento militar.

En primera instancia los conscriptos tuvieron el tratamiento de víctimas del atraco, puesto que ambos fueron maniatados y resultaron con heridas y contusiones, constatadas en el Hospital Regional de Concepción. Sin embargo, luego pasaron a ser sospechosos del hecho, fueron detenidos y junto con ello se logró la incautación de uno de los dos fusiles sustraídos.

El prefecto de Carabineros de Concepción, coronel Benjamín Piva, explicó que "se realizó un trabajo científico, metódico, por parte de las secciones especializadas de Carabineros y a través de las horas que fueron pasando, ellas pudieron decantar de que había inconsistencia en algunas situaciones, pero el aporte de las pruebas científicas, nos permitieron dar con la ubicación de esta arma de fuego y de los autores (del hecho)".

En paralelo, el gobernador de la provincia de Concepción, Robert Contreras, informó que el Ejecutivo está evaluando la opción de presentar una querella por este caso.

"Hoy Carabineros sigue trabajando en la búsqueda del otro fusil, con el objeto de poder dar tranquilidad y seguridad a toda la comunidad", afirmó la autoridad provincial.