Los expertos determinaron la presencia de acrilamida en los cereales de desayuno de consumo masivo en Chile.
El Departamento de Ingeniería Química y Bioprocesos de la Universidad Católica de Chile, con el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), determinó que en los cereales de desayuno de gran consumo en Chile existen altos niveles de "acrilamida".

La acrilamida es un compuesto potencialmente cancerígeno que se forma durante la cocción y el procesamiento de alimentos a elevadas temperaturas, especialmente en productos con almidón como las papas fritas o los cereales,

“Las mediciones arrojaron que las hojuelas de maíz azucaradas y tostadas contienen 156 microgramos de acrilamida por kilo, seguido por los cereales de maíz y trigo dorados (133) y los integrales con sabor a chocolate (86)”, afirmó Franco Pedreschi, académico de Ingeniería UC, en el medio oficial de la institución.

La medición también arrojó niveles del compuesto en cereales de trigo, arroz y avena integral, los preparados sólo con trigo o maíz, los cuadraditos de avena y las hojuelas de arroz, maíz o avena.

Estos niveles preocupan a los expertos porque Chile es uno de los países de la región con mayor demanda de cereales, promediando dos kilos por persona al año, y porque los mayores consumidores, un 70%, son los jóvenes en etapa escolar.

Los investigadores concluyeron que es necesario incorporar nuevas exigencias y aplicaciones en la formulación de estos alimentos en Chile.

Lo más visto