Luego del éxito de la Feria del Libro, los encargados de los stands entregaron cerca de 200 volúmenes en señal de agradecimiento al municipio serenense, los cuales serán destinados a sus bibliotecas

La Feria del Libro de La Serena es el evento literario más importante que se realiza en el norte del país, y en su trigésima quinta versión resultó todo un éxito. Esto considerando que se lograron los principales objetivos fijados por los organizadores: que los escritores y autoras regionales tuvieran mayor presencia y un rol fundamental, que los niños y niñas contaran con un lugar especialmente creado para fomentar la lectura desde una temprana edad, y además brindar una espacio estelar a los ilustradores y músicos de la zona.

Se estima que en total fueron cerca de 3 mil quinientos los asistentes por día, lo que habla del impacto positivo que tuvo la instancia y que el placer de leer sigue muy vigente. Por otra parte, la Feria del Libro además resultó una plataforma de venta para las editoriales y libreros participantes, quienes sacaron cuentas alegres. Es así como en forma de retribución y agradecimiento donaron cerca de 200 ejemplares para que el municipio serenense los disponga a disposición de los lectores, tanto de la Biblioteca Pública Municipal como de la Biblioteca de Altovalsol, hecho que fue valorado por el alcalde Roberto Jacob. “Es muy importante. Solo agradecerles a las editoriales por este noble gesto, porque la verdad es que se trata de libros muy interesantes, de distintos géneros y que irán a nuestras bibliotecas para que la gente tenga la oportunidad de poder leerlos. Fue una Feria del Libro muy exitosa y esperamos contar con ellos el próximo año”.  

De esta forma los grandes beneficiados serán los lectores, que gracias a este loable gesto contarán con estanterías más nutridas de libros en nuestras bibliotecas y que estarán disponibles a todas y todos sus usuarios.

Lo más visto