• El primero de estos vehículos ya fue testeado por autoridades y empresarios de línea de microbuses. La idea es promover los beneficios de la electromovilidad.

Seguridad, cero emisión de gases y bajos costos de mantención son algunas características de los nuevos buses eléctricos que se esperan puedan operar en la Región de Coquimbo, abriendo la puerta a la electromovilidad.

Se trata de vehículos totalmente equipados y que ya están realizando pruebas de rendimiento entre La Serena y Coquimbo. Precisamente, la Intendenta Lucía Pinto y empresarios de microbuses, probaron dicho equipo para conocer sus características.

La autoridad regional sostuvo que “es parte del futuro que viene. Y ya tenemos que generar estos cambios. Tal como lo dijo el Presidente Piñera, tenemos que apuntar hacia la electromovilidad, ese es su compromiso. Ya estamos pensando en utilizarlos en recorridos de distintas líneas y así ofrecer alternativas que se van acomodando a las demandas de los pasajeros y a las ciudades”.

El vehículo está totalmente equipado, con capacidad de traslado de hasta 45 personas, cuenta con aire acondicionado, wifi, puertos usb, además de un sistema de acceso para personas con discapacidad. 

Algunos conductores del transporte público ya han probado su maniobrabilidad. En esta línea, Jorge Galleguillos, Presidente de LINCOSUR, sostuvo que “tenía mis temores de este equipo. Fue agradable porque pudimos ponerlo a prueba incluso en pendientes. Es una excelente apuesta para mejorar el servicio”.

Desde hace algunos días que este bus está realizando pruebas de rendimiento, en conjunto con la Empresa Kaufmann, la que trajo el vehículo a la zona. La idea es poder evaluar su puesta en marcha y masificación en la región, tal como lo ha propuesto el Ministerio de Transporte.

Al respecto, el Seremi de Transportes, Juan Fuentes, indicó que “estamos muy conformes con las pruebas. Se demostró que en bajadas, el vehículo puede recuperar energía y eso nos da seguridad que el bus puede autosustentarse y recorrer los sectores sin inconvenientes”.

En tanto, Álvaro Correa, representante de Andes Motors del grupo Kaufmann, agregó que “hemos hecho un recorrido de casi 2 horas, con una autonomía de un 20% de la carga total. Lo que significa un ahorro muy importante en cuanto al gasto que realiza diariamente un vehículo diésel”.

Con este tipo de tecnología se van construyendo ciudades inteligentes, que presentan bajos índices de contaminación y que modernizan su sistema de transportes, mejorando los tiempos de traslado y la calidad del servicio. 

Lo más visto