Tras la declaración de Estado de Catástrofe dictado por el Presidente Sebastián Piñera para enfrentar la emergencia sanitaria, en la Región de Coquimbo asumió el General Pablo Onetto el mando de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad.
 
 
Al día de hoy la Región de Coquimbo acumula un total de 60 casos sospechosos de COVID_19, mejor conocido como coronavirus, de los cuales 2 fueron confirmados, 28 en observación y los otros 30 descartados totalmente. 
 
Los dos casos confirmados están en buen estado de salud y haciendo hospitalización domiciliaria, según informó la Intendenta Lucía Pinto tras un nuevo Comité Operativo de Emergencia.
 
Para reforzar los protocolos y coordinaciones en torno a esta pandemia, el  Presidente Sebastián Piñera decretó Estado de Excepción por Catástrofe para todo el territorio nacional con una extensión de 90 días. Tras esto, en la región asumió el mando de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad el General Pablo Onetto, para sumarse a las distintas reuniones de coordinación y trabajo, en el marco del Comité Operativo de Emergencia.
 
Sobre la situación regional actual, y tras la segunda reunión del COE, la Intendenta Lucía Pinto dijo que “nuestro sistema de trabajo consiste en coordinar distintas acciones, y aquí quiero hacer una diferencia, pues hoy estamos en un estado de Excepción de catástrofe, y no de emergencia como el dictado en octubre del año pasado. El principal objetivo es proteger la logística del traslado de insumos y pacientes, del cuidado de los pacientes y del personal médico, hacer evacuaciones de ser necesario y también resguardar la cuarentena”.
 
La autoridad regional agregó que este es un trabajo que se está desarrollando en conjunto con los distintos sectores, con el fin de tomar todas las prevenciones necesarias para tener el menor número posible de infectados.
 
El General Onetto se desempeñaba como Comandante del Regimiento 21 Coquimbo cuando el terremoto y tsunami del año 2015 golpeó a la región, sin embargo, por lo mismo, marcó claras diferencias respecto de ambos escenarios y los procedimientos que se aplicarán para enfrentar el coronavirus.
 
“Esta es una catástrofe cuyo tipo de emergencia es completamente distinto a las otras, por lo que dentro de las estrategias de trabajo, nosotros como Jefe de la Defensa y todas las Fuerzas Armadas, de todas las fuerzas de seguridad y la PDI nos vamos a acoplar a la estrategia que está siguiendo el Ministerio de Salud y todos nuestros esfuerzos apuntan a esa línea de trabajo”, señaló el Jefe de la defensa Nacional en la Región de Coquimbo.
 
Apoyo en procesos de traslado, cooperación en la identificación de personas, el resguardo de las cuarentenas, el establecimiento de barreras sanitarias, son algunas de las operaciones en las que apoyará el Ejército en el marco de esta emergencia.
 
“Las emergencias son distintas. En esta catástrofe la gente puede tener la sensación de que no pasa nada, porque tenemos luz, aseguramiento en la cadena de suministros, conectividad, pero la gente tiene que entender que el virus puede estar en cualquier lugar y pueden enfrentarlo en cualquier minuto, por eso, la mejor medida es la auto protección y cuidado”, enfatizó Onetto.
 
Sobre la vigilancia del avance del virus en la región, el Seremi de Salud Alejandro García, señaló que se sostienen coordinaciones, trabajo y reuniones permanentes en torno a la evaluación de posibles casos. 
 
Además llamó a la calma y diferenció entre lo que se entiende por casos sospechosos y por contactos, detallando que “un caso sospechoso son aquellas personas que tienen síntomas relacionadas con COVID_19 o tienen síntomas respiratorios, es decir, son personas que están enfermas, pero no sabemos de qué, para lo que se hace el examen específico para definir si es o no portador del virus.  Por otro lado, los contactos son personas que Han estado estrechamente relacionadas con el caso sospechoso y que han tenido contacto estrecho y por un tiempo prolongado”.
 
El llamado de las autoridades sigue siendo a reforzar las medidas personales y de autocuidado, a quedarse en casa en la medida de lo posible, evitar el contacto cercano y permanecer a más de un metro de distancia, lavarse las manos permanentemente, evitar aglomeraciones y toser o estornudar cubriendo boca y nariz con un pañuelo o la parte interior del codo.

Lo más visto