Un 24% menos de incendios forestales y una disminución en un 80% de superficie afectada, son las cifras que entregó durante la jornada la Seremi de Agricultura de la región de Coquimbo, que se traducen en un positivo balance en lo que va de la temporada.

Datos que manifiestan una disminución significativa que fue altamente valorado por el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes quien manifestó, “vivimos en una época del año donde estamos más propensos a la ocurrencia de incendios forestales, por una parte tenemos las condiciones meteorológicas que no son muy favorables, como el aumento de las temperaturas y por otro lado la intervención del ser humano, lo que hace necesario reforzar las campañas y los mensajes  preventivos que ayuden a concientizar a la comunidad, respecto al daño que generan estas emergencias. Felizmente podemos sacar cuentas alegres ya que este año el número de incendios disminuyó notablemente al igual que las cifras de superficie afectada, donde alcanzamos un 80% menos que la temporada anterior”. 

En esta misma línea el director regional de Conaf, Eduardo Rodríguez, al hacer un balance de lo que va de la temporada comentó, “para nuestra región, son bastante satisfactorias las cifras que hemos obtenido en la temporada de incendios forestales, porque tanto en la ocurrencia de incendios (número de incendios), cómo la superficie dañada, han tenido retrocesos significativos, respecto del período anterior,cifras muy positivas, dado que somos la única región del país que tuvo cifras azules tanto en el número de incendios (ocurrencia) como en las hectáreas quemadas (daño)”.

Ala fecha la región de Coquimbopresenta 74 incendios forestales, que representan una disminución del 24% respecto al mismo período del año pasado y a su vez representa del 2% menos respecto al último quinquenio. Sobre la superficie quemada, en total, a la fecha hay 225 hectáreassiniestradas, lo que representa una disminución del 80% respecto del año anterior. El período pasado, a igual fecha, la superficie consumida por el fuego alcanzó las 1081 hectáreas.

Comparación a nivel país.

Un panorama adverso al presentado por otras regiones de Chile que registran una ocurrencia de 5.171 incendios (+5% respecto del año pasado y 0% respecto del quinquenio) y un daño de 65.839 hectáreas (-60% menos respecto del quinquenio. 165.890 hectáreas)

El director de Conaf, argumentó que“estas cifras positivas, se podrían explicar en parte por las condiciones meteorológicas locales favorables que amortizaron las olas de calor de la zona centro-sur;a su vez, las conductas negligentes de la población no aumentaron y las campañas de sensibilización y prevención dirigidas a la zona rural, creemos que dieron los resultados esperados”.

El trabajo realizado por CONAF en conjunto a Bomberos fue vital para evitar la propagación del fuego, lo que causo una disminución significativa del daño. Según esto el director regional de CONAF, Eduardo Rodríguez sostuvo que, “esto se debe a que la estrategia de primer ataque en conjunto con bomberos dio resultados concretos. En todos los siniestros contamos con la presencia inmediata de bomberos, aumentó la coordinación y comunicación entre los brigadistas de la corporación y los voluntarios de bomberos”. Además, comentó que “se contó con la mayor cantidad histórica de descargas aéreas de aviones AT y presencia de brigadas helitransportadas desde la zona central”.

Pese a estos positivos resultados, la máxima autoridad del agro regional, Rodrigo Órdenes, reforzó el llamado a la comunidad a continuar adoptando medidas de prevención en lo que queda de temporada, “No olvidemos que el mejor incendio es el que no ocurre, por lo que es necesario continuar con una campaña de prevención dirigida a la comunidad, no olvidemos que el 99,9% de incendios se producen por causas humana. Es fundamental contar con el apoyo de todos para mantener estas cifras positivas y continuar en esta línea de descenso. El mensaje es prevenir, prevenir y prevenir”.

Finalmente cabe destacar que sumado a este trabajo la Conaf cuenta con un Sistema Predictivo Meteorológico que permite ubicar zonas de riesgo potencial de incendio forestal, a través de imágenes satelitales que muestran superficies acotadas, permitiendo dirigir la vigilancia y acciones preventivas,  hacia esos sectores de riesgo.

Lo más visto