En el marco del Día Mundial de la Concienciación del Autismo, la actividad reunió a decenas de personas quienes acompañaron a las familias y niños que se encuentran en esta condición.

La noche de este martes se realizó por cuarto año consecutivo la iluminación de azul de la Plaza de Armas de La Serena, actividad que se efectuó en coordinación con el municipio y las organizaciones ASFANDEA y La Tribu, quienes realizaron una serie de actividades recreativas para los niños en ese lugar.

“La Serena ha sido unas de las comunas pioneras en Chile al hablar de autismo, de escuchar a las organizaciones y a las familias. Si bien es cierto aún tenemos ausencia de políticas públicas y apoyos reales para las personas con autismo, lo primero que tenemos que hacer es educar, para que tengamos una sociedad más inclusiva tenemos que cambiar las conciencias de la gente y en ese sentido este municipio se ha destacado. Este es el cuarto año consecutivo que se ilumina La Serena de azul”, aseguró Lorena Figueroa, coordinadora de la agrupación La Tribu.

Hay que señalar  que el Trastorno del Espectro del Autismo hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neuro desarrollo y al funcionamiento cerebral de las personas. En Chile no existen estudios que permitan saber con exactitud el número de personas que viven con algún tipo de TEA. No obstante, se estima que al igual que en el resto del mundo, su aumento ha sido significativo en las últimas décadas.

“Este es el cuarto año que los acompaño a iluminar de azul la pileta de la plaza como un símbolo del Día Internacional del Niño en Condición de Autismo, creo que la gente ha tomado más conciencia porque es cosa de ver la cantidad de público que hoy había, con sus hijos, sus familias y la verdad que son unos luchadores y ellos no han dejado de luchar durante todo este tiempo para que esto sea visible, para que las autoridades se den cuenta que estos niños necesitan la ayuda del Estado y no sólo el Estado, si no que de todos nosotros que debemos tomar conciencia”, señaló, el alcalde Roberto Jacob.

Cabe señalar  que el Trastorno Espectro autismo (TEA), se representa con el color azul, por el mar, a veces tranquilo, sereno y otras veces tormentoso. Esta simbología está muy ligada a lo que viven los familiares de una persona autista.

Lo más visto