El presidente de la comisión de concejales de la Asociación de Municipios de la región de Coquimbo, Carlos Prado manifestó que “la comunidad lo está pasando muy mal y no tiene respuestas”.

Alcaldes, dirigentes de crianceros, agricultores, consejeros regionales han manifestado en las últimas semanas el drama que se vive en la región, principalmente en las áreas de secano, por la falta de precipitaciones que se han registrado este año en la región, provocando daños severos en la productividad de los sectores rurales.

Este vez fueron los concejales a través de su presidente regional, el concejal de Punitaqui, Carlos Prado quien,  tras reunirse con sus pares, alzó la voz para exigir al gobierno tome medidas rápidamente para afrontar esta catástrofe, “La sequía continua viene a romper el círculo virtuoso de la economía de los pequeños pueblos y sectores productivos de la región de Coquimbo. Los concejales vemos a diario el sufrimiento de las familias más vulnerables, la sequía es sinónimo de desempleo, pobreza y vulnerabilidad”, señaló.

Prado agrego que “estamos viviendo una catástrofe que requiere un apoyo continuo y sin distinción. Debemos trabajar con pequeños agricultores, crianceros, apicultores pero también para agricultores grandes que generan empleo”.

Es por lo anterior que recalcó la urgencia de entregar rápidamente recursos que permitan generar o subsidiar el empleo, “hay familias en el campo que necesitan urgente trabajar,  porque les falta  para alimentarse y para pagar el estudio de los hijos o nietos, por eso insistimos en que el Ministerio del Interior debe liberar recursos para el programa de proempleo”, concluyó. 

Lo más visto