Se trata del Proyecto +R, que desde su puesta en marcha, certificó a las primeras 18 personas privadas de libertad.

Capacitar en un oficio y entregar reales oportunidades laborales a personas privadas de libertad, es el principal objetivo del Proyecto +R, alianza público-privada, que lleva adelante el Gobierno, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos por medio del programa Becas Laborales de Sence y en alianza con la Cámara Chilena de la Construcción.

Desde su puesta en marcha, hoy se certificaron las primeras 18 personas, quienes recibieron de manos del propio Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, sus diplomas que los acreditan como “Maestro Ayudante de Albañilería”, “con este importante proyecto lo que buscamos como Gobierno es bajar los índices de reincidencia, mejorando así la seguridad pública. Esta es una experiencia que se está realizando en todo Chile y esperamos que sea una permanente e institucional de nuestro sistema penitenciario” indicó el ministro Larraín.

Los alcances del Proyecto +R claves son el acompañamiento sociolaboral y la inserción laboral, con un trabajo remunerado que asegure un año de continuidad mínima, en ese sentido, Jonathan García beneficiario señaló que, “nos entregaron herramientas para estar donde estamos ahora, para salir adelante y reinsertarnos en la sociedad, este es el mayor objetivo de mis compañeros y el mío, y por nuestra parte, nos comprometemos a no defraudar a nuestras familias y a quienes nos han apoyado”.

En la oportunidad, también estuvo presente el Intendente (s) de la Región de Coquimbo, Juan Pablo Gálvez quien destacó la importancia de este tipo de iniciativas, “la reinserción es muy importante para el Gobierno del Presidente Piñera y nuestra Intendenta Lucía Pinto, es una de las cosas que estamos tratando de hacer con este inédito proyecto, porque entendemos que esta es la forma de bajar los índices de reincidencia y así elevar los de seguridad” manifestó.

“Estos son resultados muy positivos… pero es importante no hacerlo solo en nuestra industria que es la construcción, sino que también en otros sectores productivos de la región, como lo es la agricultura, el sector industrial, los servicios y el comercio, estamos muy contentos, creo que esto va a seguir creciendo, es una muy buena oportunidad de insertar y reinsertar y de dar primeras oportunidades, a aquellas personas que se sienten arrepentidas y quieren aportar a nuestra sociedad”, agregó el vicepresidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Sergio Quilodrán.

Durante la ceremonia, fueron distinguidas las empresas privadas que han apoyado la iniciativa, ellas son: las constructoras Beltec; Moller y Perez & Cotapos; Hikza; Rio Limarí; Elqui; Ecomac; Maestra; Inntec y Rencoret.

“Hemos visto rostros de alegría, hemos visto internos que hoy día están trabajando, hemos visto empresarios agradecidos porque esto también para ellos es una expresión de solidaridad, que muestran que el proyecto va por buen camino” finalizó el ministro de Justicia y Derechos Humanos.

Lo más visto