Las fiscalizaciones son realizadas con el objetivo de verificar el correcto estado sanitario y tipificación de la carne en estas fechas donde el consumo de este producto aumenta considerablemente.

Menos de un mes falta para celebrar Fiestas Patrias y desde el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), del Ministerio de Agricultura, se preparan para el aumento en el consumo de carnes durante estas fechas es por ello que se encuentran reforzando el sistema de fiscalización a la Ley de Carnes N°19.162 con el objetivo de regular los eslabones de la cadena de la carne que incidan en la calidad final del producto que llega al consumidor, además de mejorar la transparencia en la comercialización de las carnes.

Durante una fiscalización en la comuna se Illapel, el Director Regional del SAG, Jorge Navarro, explicó que “el SAG realiza permanentemente fiscalizaciones a la Ley de Carnes, sin embargo, previo a fechas en las cuales se incrementa el consumo de carne, aumentamos la cantidad de fiscalizaciones a la Ley que regula el funcionamiento de mataderos, plantas de desposte, transporte de carnes, cadena de frío y en general toda la cadena de comercialización de la carne”. 

“Fundamentalmente lo que hacemos en los establecimientos de expendio de carne es verificar que la correspondencia de los cortes se ajuste a la norma chilena oficial que los regula y que la categoría de la carne que se está vendiendo en las carnicerías corresponda a lo que ha sido faenado en matadero” agregó el Director Regional del SAG.

El Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, a su vez agregó que “el SAG incrementa sus fiscalizaciones en esta fecha porque además existe un aumento en un delito como es el abigeato, por lo que es muy importante ver la trazabilidad de la carne, es por esto que también solicitamos a las personas adquirir estos productos en establecimientos que sean fiscalizados por el SAG y la Seremi de Salud, puesto que adquirir carnes en lugares no establecidos puede conllevar riesgos para la salud”.

Las principales causas por la cuales el SAG cursa infracciones a nivel de los locales de expendio es por el cambio de categoría, es decir, cuando se ofrece a la venta una categoría distinta a la adquirida, la falta de rótulos y que no se diferencien las carnes importadas de las nacionales. 

Los infractores se exponen a sanciones que van desde el pago de una multa que oscila entre 1 y 100 UTM ($49.000 a $4.900.000 aproximadamente), aunque el monto específico depende de la gravedad del incumplimiento detectado. En el caso de reincidencia en la falta, el SAG puede ordenar la clausura del local.

Lo más visto