Desde El Tambo, Diaguitas, Calingasta y Vicuña fueron las agrupaciones de bailes religiosos que escoltaron en la peregrinación de la madre de Jesús. 
Hace tres años, gracias al trabajo del párroco José Luis Flores y los devotos del sector sur de la ciudad de Vicuña, se pudo concretar el sueño de los fieles católicos de su propia capilla. Desde entonces, la comunidad celebra en procesión por las calles de La Compañía a la Virgen de Guadalupe considerada como la patrona, madre de Sudamérica.
 
Este fin de semana pasado, el festejo religioso tuvo su tercer aniversario donde participaron diversos bailes chinos locales como: El Tambo, el baile más antiguo de la comuna elquina fundado en el año 1835; el de Diaguitas  (1914), el de Calingasta (1986) y en representación de Vicuña, el baile Indio Pluma Blanca (2015).
 
José Luis Flores, sacerdote de la capilla del sector de La Compañía destacó la instancia como un tradicional sentimiento de los devotos por agradecer a quien protege a su pueblo. “Esta es un expresión del sentir de las personas que viven en este valle, expresión de fe, de propia identidad del sector” expresó el párroco.
 
En la misma línea, Mercedes Velázquez, presidenta de la comunidad religiosa de La Compañía, manifestó su alegría por la alta concurrencia de fieles y por el apoyo que han tenido en el sector. “Esta capilla, gracias al padre José Luis que nos consiguió esto. Agradecida de toda la gente, al señor alcalde y al padre” mencionó Mercedes.
 
El alcalde de Vicuña, Rafael Vera Castillo, estuvo presente junto a los vecinos del sector donde reside y señaló lo importante de mantener las tradiciones locales. “Este es mi sector, La Compañía es donde me siento muy a gusto. Como alcalde me siento muy orgulloso de la fe y el amor que tiene la gente” indicó el edil.
 

Lo más visto