Colors: Green Color

Debido a la grave sequía que afecta a la región, más de mil cabezas de ganado serán trasladadas a la Región de Ñuble para recibir mejores condiciones de alimentación.

El ganado caprino sin duda es uno de los más afectados por la escasez hídrica. Y es que la superficie de alimentación para estos animales se ha visto reducida considerablemente.

La búsqueda de medidas de apoyo han impulsado diversas medidas como la entrega de comida y suplemento alimenticio a los crianceros y ahora el traslado de cabezas de ganado al sur del país.

"Estamos conscientes del problema que la sequía ha generado en este sector, y como gobierno estamos totalmente comprometidos en apoyarlos en sus actividades productivas, no los dejaremos solos. Es por ello que hemos gestionado el financiamiento del traslado de ganado hacia la Región de Ñuble para que puedan estar en un lugar con mejores condiciones de alimentación. Será un proceso que comenzaremos a ejecutar durante este fin de semana”, explicó la Intendenta Lucía Pinto.

La Intendenta detalló que serán 1200 cabezas de ganado, entre cabras y caballos, que viajarán hasta la zona de San Fabián de Alinco, a predios que fueron gestionados entre las seremis de Agricultura de Coquimbo y Ñuble.

Se trata de una medida que se traduce en una pronta solución a la emergencia que viven los ganaderos de las comunas de Punitaqui y Monte Patria.

Al respecto, el Seremi de Agricultura de Coquimbo, Rodrigo Órdenes, sostuvo que “la situación que vivimos es grave, el déficit de precipitaciones registrados durante el 2019, ha incrementado la condición crítica de escasez hídrica que afecta la región, es por esto que está oportunidad de trasladar animales hacia el sur se traduce en una importante alternativa para acceder a mejores praderas vegetales para la alimentación de sus animales. Agradecemos la colaboración y la voluntad de la Región del Maule por este apoyo que nos permitirá evitar un aumento de mortandad de animales”.

El Seremi detalló que el ganado ya fue desparasitado a través del SAG. 

Para el Presidente de la Asociación de Crianceros de la Provincia del Limarí, Juan Carlos Codoceo, “estamos partiendo nuestro viaje con la esperanza de salvar parte del ganado que va quedando, nuestros agradecimientos a nuestras autoridades regionales, a la Intendenta Lucía Pinto, al Seremi Rodrigo Órdenes y esperamos que la estadía de nuestros Crianceros sea provechosa, sea grata y que los animales se recuperen”.

Este nuevo traslado de animales al sur del país, se adhiere a los ya realizados en las comunas de Illapel y Salamanca durante el año 2019, en primer lugar a Ñuble a un predio administrado por el SAG, y luego a comienzos del 2020 a la región de La Araucanía, beneficiando a más de 2 mil cabezas de ganado mayor y menor.

Miles de peregrinos y devotos se dieron cita en el Santuario de El Niño Dios para participar de la Eucaristía Solemne y Procesión por las calles del pueblo limarino.   

Bajo un imponente sol que recibió a miles de romeros y devotos de El Niño Dios de Sotaquí, este domingo 12 de enero tuvo lugar la Fiesta Grande 2020, programa enmarcado bajo el lema Todos oramos por Chile. Y es que, tras el estallido social, se decidió elevar una oración por el país, tema central también de la Novena, que se desarrolló desde el 3 al 11 del presente mes. 

La Eucaristía Solemne fue presidida por el Arzobispo de La Serena, don René Rebolledo Salinas, en compañía de numerosos sacerdotes y diáconos permanentes provenientes de toda la arquidiócesis. Más tarde, a las 17:00 horas, se dio comienzo a la tradicional procesión por las calles del pueblo. Destacar que al inicio de la jornada, se bendijo la denominada Gruta de las Velas, que mantendrá una réplica de la imagen del El Niño Dios de Sotaquí durante todo el año, para quienes visiten el lugar. 

El P. José Antonio López, Rector del Santuario, manifestó el sentido de la fiesta, centrándose en la oración por el país. “En esta ocasión hemos querido darle énfasis a la oración por Chile, para que las demandas exigidas por gran parte de la sociedad sean escuchadas y resueltas. El novenario también ha ido en ese sentido, en que todos elevamos una plegaria al Señor y su santa Madre. Que El Niño Dios de Sotaquí interceda por nosotros y la buena acogida de las exigencias”, puntualizó.

Fieles peregrinos

Las altas temperaturas no fueron impedimento para que los devotos de la sagrada Imagen llegaran hasta el Santuario ubicado a 12 kilómetros al oriente de Ovalle. Una de ellas fue Azucena Reyes, proveniente de Antofagasta, quien expresó que “hace mucho años que participo de la festividad. Es una verdadera tradición heredada de mis abuelos y recibir la bendición de El Niño Dios siempre es una alegría. Además, creo que es bueno el tema central que se le ha dado, orando por Chile y cada uno de sus habitantes. Más que nunca debemos estar todos juntos para que las cosas resulten bien”.

En tanto, María Pizarro, proveniente del sector San Julián, al interior de la capital del Limarí, valoró el esfuerzo de las autoridades por mantener la festividad como es tradicional. “Me alegro por el esfuerzo realizado para que la fiesta pueda desarrollarse con total normalidad. Venimos en familia a participar de la Misa y Procesión. Uno agradece y confía al Señor por sus seres queridos. Es importante para nosotros que el Èl y su Madre nos bendiga”, detalló.

Lo más visto