Colors: Blue Color

No dará acceso a la firma de Beijing a las nuevas versiones de Android o a Play Store, su tienda de Apps.
El gigante de Internet Google no dará acceso a la empresa tecnológica china Huawei a las nuevas versiones de Android, ni a la tienda Play Store ni a Gmail. Todo ocurre tras el veto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que encabeza en su país una guerra comercial contra China.

La suspensión de los negocios de Google con Huawei abarca a los que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto. Así lo informó una fuente cercana a la empresa a la agencia de noticias Reuters, en un nuevo revés a la firma tecnológica china.

Huawei Technologies Co Ltd perderá acceso inmediato a las actualizaciones del sistema operativo Android y la próxima versión de sus móviles al exterior de China tampoco contará con aplicaciones y servicios populares como Google Play Store y Gmail, dijeron los informantes.

Hasta este domingo, ningún funcionario de Huawei pudo ser contactado para comentar la información. Un silencio similar provino de representantes del Departamento de Comercio de Estados Unidos. La Casa Blanca acusa a Huawei de espionaje a favor de Beijing.

Según había señalado el viernes un vocero de la firma de Beijing, los abogados de Huawei están evaluando también el impacto de las acciones del Departamento de Comercio.

Por lo que se sabe hasta ahora, la empresa china todavía tendrá acceso a la versión de Android a través de licencias de código abierto, disponibles para cualquiera que quiera usarlas. El gobierno de Trump incluyó el jueves de forma oficial a Huawei en una lista negra comercial, estableciendo de inmediato restricciones que complicarán mucho que el gigante tecnológico pueda hacer negocios con compañías estadounidenses.

El sábado, el fundador y presidente de la empresa, Ren Zhengfei, dijo a un grupo de periodistas japoneses que Huawei está preparada para resistir la presión de Washington y que reducirá su dependencia de componentes estadounidenses.

Este domingo, el canciller chino Wang Yi, instó a su colega Mike Pompeo a no ir “demasiado lejos”. En diálogo telefónico, Wang criticó el decreto de Trump que prohíbe usar equipos tecnológicos de firmas que supuestamente intentan espiar al país, lo que podría restringir los negocios con compañías como Huawei.

Facebook reveló cómo funciona el algoritmo que decide qué publicaciones aparecen en sus noticias, como parte de su objetivo de ser más transparente y ofrecer un mayor control a los usuarios.

La función "¿Por qué veo esta publicación?", que se lanzó a partir del lunes, ofrece información sobre las decenas de miles de entradas utilizadas por la red social para catalogar historias, fotos y videos en el servicio de noticias, la base de la plataforma.

"Esta herramienta permite que el público vea por qué aparece una publicación en particular en sus noticias y ofrece acceso a información sobre cómo cambiar algo", dijo el Jefe de Noticias de Facebook, John Hegeman, el lunes.

Después de una serie de escándalos de privacidad, Facebook necesita recuperar la confianza de los usuarios mientras se prepara para lanzar un único servicio de mensajería que combina Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram, lo que lo hace aún más central para las comunicaciones de los usuarios.

Facebook desarrolló la nueva herramienta con grupos de investigación en Nueva York, Denver, París y Berlín, agregó, y como resultado de los comentarios, Facebook ha facilitado a los usuarios el acceso a herramientas para controlar lo que se encuentra en la fuente de noticias.

Facebook también está actualizando su "¿Por qué estoy viendo este anuncio?" La función se lanzó hace unos años con detalles adicionales, indicó Hegeman, como explicar cómo funcionan los anuncios que se dirigen a los clientes mediante listas de correo electrónico.

La compañía cambió su estrategia para su fuente de noticias central a principios de 2018 cuando decidió priorizar las publicaciones de familiares y amigos y rebajar el contenido no publicitario de editores y marcas.

La plataforma busca dar mayor protección a las conversaciones, que podrán ser desbloqueadas con la huella dactilar, pero también se incorporarán restricciones.
La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp prepara una actualización que traerá cambios en sus modalidades de uso y podría restringir la opción de realizar capturas de pantalla.

La actualización para el sistema operativo Android es la 2.19.106, que aún no está disponible, prevé, entre otras cosas, la opción de aumentar la seguridad a través de la huella dactilar, que será necesaria para desbloquear el acceso a las conversaciones.

Sin embargo, activarla traerá aparejada una restricción: ya no se podrán hacer capturas de pantalla de estas, detalla WABetaInfo.

La actualización beta también tendrá otros cambios, como una nueva interfaz de usuario de 'doodle', mientras que los 'stickers' y los 'emojis' aparecerán en pestañas separadas.

Muchos han mordido el anzuelo de creer que por cambiar su fecha de nacimiento a 2007 su Twitter tendría un nuevo color, denuncian que producto de la ‘broma’ sus cuentas quedaron bloqueadas.
“¿Sabías que si pones que naciste en 2007 tu Twitter se pone de color rosa?”, es el trino que posteó el pasado lunes la cuenta @buenmeme, una de las tantas que recientemente se han dedicado a replicar este tipo de mensajes. El resultado de estas denominadas bromas podría resultar con el bloqueo masivo de cuentas.

Tal es el caso de @DayanaraArlette, quien asegura que tuvo que crear una nueva cuenta después de haber caído en esta broma. Sin embargo, Twitter no es ajena a esta realidad. Recientemente se pronunció al respecto, mediante la cuenta @TwitterSuport, al pedir a los usuarios abstenerse de realizar esta práctica.

“Hemos notado una broma que intenta que las personas cambien su cumpleaños de Twitter en su perfil para desbloquear nuevos esquemas de color. Por favor no intentes esto. No tenemos diferentes esquemas de color basados en tu cumpleaños”, trino la compañía al momento de emitir la advertencia.

Al parecer, mediante @TwitterSuport, Twitter habría anunciado una serie de instrucciones para restablecer las cuentas afectadas. Sin embargo, al cierre de esta edición el mensaje no se encontraba en la lista de sus trinos.

El siguiente es un registro que logró hacer el medio de comunicación Hypertextual antes de que la compañía, presuntamente, eliminara el trino: “Si su cuenta se bloqueó después de cambiar su cumpleaños de Twitter a 2007, siga las instrucciones que se enviaron después de que se realizó el cambio en su cuenta”.

No obstante, ninguna de estas publicaciones logra explicar la razón por la cual una cuenta puede ser bloqueada al cambiar la fecha de nacimiento a 2007.

Las políticas de privacidad de Twitter parecen brindar luces al respecto. Resulta que en el apartado “Nuestras políticas respecto a los niños” se detalla que la plataforma social no está diseñada para menores de 13 años, tanto así que, si se llega a detectar la presencia de un infante, de inmediato se trabajará para eliminar su información y dar de baja a su cuenta.

“Nuestros servicios no fueron diseñados para personas menores de 13 años. Si usted advierte que su hijo nos ha facilitado datos personales sin su consentimiento, póngase en contacto con nosotros. Nosotros no recopilamos información personal de niños menores de 13 años de manera consciente. Si llega a nuestro conocimiento que un niño menor de 13 años nos ha facilitado datos personales, hacemos lo necesario para borrar dicha información y para dar de baja la cuenta del niño”, precisa Twitter.

De manera que, si alguien cambia su fecha de nacimiento a 2007, eventualmente, Twitter interpretaría que esa cuenta pertenece a un menor de 13 años y, posteriormente, procederá a bloquearla.

La plataforma de streaming "Disney+" hará su esperado debut en noviembre en Estados Unidos. A 6,99 dólares al mes, costaría dos dólares menos que la suscripción básica de Netflix, de 8,99 dólares.
La guerra se ha iniciado: las princesas y superhéroes de Disney se han lanzado a la conquista del universo de streaming con una plataforma dotada de un amplísimo catálogo, pero ¿será suficiente para amenazar la supremacía de Netflix?

"Disney+" hará su esperado debut en noviembre en Estados Unidos, antes de un lanzamiento gradual en otras partes del mundo.

A 6,99 dólares al mes, precio que permitirá acceder a todos los clásicos de Disney, las películas de "La guerra de las galaxias" o los éxitos de taquilla de los héroes de Marvel, cuesta dos dólares menos que la suscripción básica de Netflix, de 8,99 dólares. O casi la mitad de los 12,99 dólares de la tarifa multipantalla del gigante del streaming.

El menú de Disney+ incluye películas animadas de Pixar, documentales de National Geographic y programas de Fox, de los que Disney ha comprado buena parte, incluyendo la tradicional "Los Simpson". La firma que hizo nacer a Mickey Mouse también ha prometido programas exclusivos para atraer los espectadores.

Frente a Netflix, Amazon y, pronto, Apple, Disney muestra que no tiene intención de dar cuartel, dicen los analistas.

El mercado ha reaccionado positivamente, impulsando las acciones de Disney un 11,54% en la mejor sesión de una década el viernes, y en su nivel más alto de su historia en Wall Street.

"La mayor sorpresa, (es) el precio: 6,99 dólares, muy por debajo de lo que muchos esperaban", dice Alan Wolk, de la consultora de TVREV, especializada en el sector.

Para la familia
"También es un servicio sin publicidad, lo que fue inesperado, porque podíamos haber creído que propondrían un modelo híbrido, con opciones para incluir o no anuncios, como Hulu", una plataforma de Disney, continúa Wolk.

En cuanto al catálogo, "es exactamente lo que podemos esperar de Disney y atraerá a familias y niños", dice, lo que también permitirá a la compañía reorientar el posicionamiento de Hulu hacia una audiencia más adulta.

Disney+ espera tener entre 60 y 90 millones de suscriptores dentro de cinco años, pero algunos analistas creen que con el tiempo podría superar los 140 millones de suscriptores de Netflix.

Al observar también el precio moderado de Disney+, Neil Macker, analista de Morningstar, piensa que "incluso si está menos desarrollado que el de Netflix, el catálogo de Disney+ será mejor en términos de calidad".

Con una oferta de este tipo, "incomparable", el nuevo servicio "podría cambiar el juego en un mercado de streaming en rápida evolución", señala Tuna Amobi, analista de CFRA Research.

Especialmente, dice, porque Disney ha planteado la posibilidad de ofrecer un paquete que incluya Disney+, ESPN+ (deportes) y Hulu.

Puja por la audiencia
Para Laura Martin, analista de Needham & Co, "Netflix no puede ganar" la batalla, considerando el precio y el catálogo propuesto por Disney+.

Según sondeos, los consumidores en Estados Unidos planean suscribirse a dos o tres servicios de video en línea, lo que significa que Disney+ debilitará a Netflix, explicó.

Sin embargo, algunos especialistas del sector creen que puede ser más difícil de lo esperado luchar contra los grupos tecnológicos, en general más ágiles que los tradicionales como Disney.

Una posible preocupación para Disney, señala Richard Greenfield (BTIG Research), es que debe esperar un cierto tiempo después del lanzamiento de sus películas en cines, a diferencia de Netflix, que escapa a la cronología de la difusión tradicional.

También tendrá que decidir si quitará sus productos de todas las plataformas de la competencia, mientras que algunos contratos de distribución aún están en curso.

En 2017, al anunciar su proyecto en streaming, Disney había dicho que terminaría su asociación de distribución con Netflix para sus nuevas producciones a partir de 2019.

Para John Meyer, del fondo de inversión Transpire Ventures, Netflix mantendría la ventaja durante algún tiempo.

Disney, señala, podría "crear un pequeño nicho (de mercado)" en las familias y los jóvenes espectadores, pero esto no representa una amenaza seria para Netflix por ahora porque su fuerza reside en su conocimiento muy fino de los gustos de los consumidores.

"Es un grupo de tecnología y la información que obtienen de sus millones de suscriptores les da un poder tremendo, lo que les ayuda a diseñar contenido original para complacerlos", dice Meyer.

Facebook se ha asociado con la agencia de noticias alemana DPA como parte de un esfuerzo a gran escala para luchar contra las noticias falsas mediante la comprobación de los hechos antes de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo.

La empresa de redes sociales con sede en Silicon Valley ha estado bajo presión en todo el mundo desde el referéndum de Brexit y las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos para poner fin a las cuentas falsas que influyen en la opinión pública sobre política.

Tessa Lyons, responsable de la integridad de las noticias en Facebook, dijo a los periodistas en Berlín el lunes que Facebook tiene previsto aumentar el número de personas que luchan contra las noticias falsas en todo el mundo a 30.000 a finales de año, frente a los 20.000 actuales.

Lyons dijo que los planes conjuntos con DPA incluyen un centro de operaciones con personal las 24 horas del día de ingenieros, científicos de datos, investigadores y expertos en políticas, y se coordinan con organizaciones externas.

Facebook también formará a más de 100.000 estudiantes en Alemania en alfabetización mediática y tratará de evitar que la publicidad pagada se utilice indebidamente con fines políticos.

Alemania ha sido especialmente proactiva a la hora de tomar medidas drásticas contra la incitación al odio en línea, aplicando el año pasado una ley que obliga a las empresas a eliminar los mensajes ofensivos o a pagar multas de hasta 50 millones de euros.

El anuncio del lunes se produce casi un mes después de que la Unión Europea acusara a Facebook -junto con Google y Twitter- de no cumplir sus promesas de combatir la desinformación después de que las empresas firmaran un código de conducta voluntario para evitar la regulación.

Además de la intervención humana, el perfeccionamiento de los métodos de aprendizaje de la máquina para identificar mensajes poco fiables en la plataforma será un componente clave en la batalla de Facebook contra la desinformación.

Lo más visto