El Doodle de hoy celebra a Olga Ladyzhenskaya, una matemática rusa que superó los obstáculos y logró convertirse en una de las pensadoras más influyentes de su generación. Nació en la ciudad rural de Kologriv un 7 de marzo de 1922 y se inspiró en su padre para volcarse al álgebra. Él era un matemático descendiente de la nobleza rusa.

Tenía solo 15 años cuando su padre fue encarcelado y ejecutado por las autoridades soviéticas que lo acusaron de ser un "enemigo del estado". Posteriormente, su madre y sus hermanas vendieron vestidos, zapatos y jabón para llegar a fin de mes. A pesar de graduarse en la escuela secundaria con excelentes calificaciones, más tarde se le negó la admisión a la Universidad Estatal de Leningrado debido a su apellido.

Después de años de enseñar matemática a estudiantes de secundaria, Ladyzhenskaya finalmente tuvo la oportunidad de asistir a la Universidad Estatal de Moscú, donde estudió con el reconocido matemático Ivan Petrovsky. Allí, obtuvo su doctorado y luego dirigió el Laboratorio de Física Matemática en el Instituto Matemático Steklov. Más tarde, eligió quedarse en Rusia a pesar del colapso de la Unión Soviética y las presiones económicas que siguieron.

Autora de más de 250 artículos, los métodos de Ladyzhenskaya para resolver ecuaciones diferenciales parciales siguen siendo profundamente influyentes. Miembro de la Sociedad Matemática de San Petersburgo desde 1959, se convirtió en su presidenta en 1990. Más allá de las matemáticas, también era una amante de la naturaleza y las artes.

Reconocida por numerosas instituciones internacionales, fue galardonada con la Medalla de Oro de Lomonosov por la Academia de Ciencias de Rusia en 2002 por sus impresionantes contribuciones al mundo de las matemáticas. Hoy cumpliría 97 años.


Lo más visto