Inicio Salud, Belleza y Mente Cómo comunicarnos con alguien que tartamudea?

Cómo comunicarnos con alguien que tartamudea?

118
0

Verónica Vilches Rojas
Fonoaudióloga U. de Chile
Integramédica La Serena

 

Los seres humanos somos la única especie que es capaz de unir signos para comunicarnos. Nuestro desarrollo cerebral y las experiencias que hemos vivido desde la aparición del hombre en la faz de la Tierra, han posibilitado la evolución de una de las habilidades más ricas que poseemos.

Muchas veces, hablar no resulta fácil. Ya sea por timidez, inseguridad o por algún defecto en nuestra forma de hablar, hay personas que evitan el uso del canal oral para limitar la posibilidad de equivocarse, evitar las burlas y/o el escarnio público. Muchos de estos problemas surgen en tempranos estadios del desarrollo. La tartamudez, por ejemplo, es un trastorno que aparece cuando el niño está desarrollando sus habilidades comunicativas y evolucionando en los campos cognitivo y emocional. Se manifiesta de diversas formas, ya que depende de cómo aprende el niño a lo largo de su evolución, además de sus características de personalidad y temperamento. Esta variabilidad hace que veamos a la tartamudez como un cuadro complicado y muchas veces, sin posibilidad de solución.

La tartamudez, a lo largo de la historia ha sido tratada con diversos métodos, algunos más controversiales que otros. Se señala que Demóstenes habría practicado oratoria a orillas del mar, con piedrecitas en la boca, hasta que su voz se oyera más fuerte que el oleaje y que cargaba pesos en laderas para incrementar su capacidad pulmonar. Aristóteles planteaba que la tartamudez se producía porque las personas pensaban más rápido de lo que podían hablar (de ahí la tendencia natural a sugerir “piensa lo que vas a decir” , “hazlo más lento”, “ordena tus ideas”). Cornelius Celsus, sugirió que hacer gárgaras con especias como cebolla, ajo o mostaza serían de ayuda; si esto no funcionaba, indicaba a la persona que metiera su cabeza en agua fría, comiera rábanos picantes y se provocara el vómito. En 1608 lo habitual era cortar el frenillo sublingual, pues se atribuía a éste la dificultad para articular correctamente las palabras.
No faltan, a lo largo de la historia, quienes consideraron la tartamudez como un “hábito depravado”, que era necesario corregir con palizas regulares.

Sigmund Freud consideraba la tartamudez como una especie de “estreñimiento verbal”, pues señalaba que implicaba retención de la expresión. Otros autores la clasificaron entre las neurosis, asociándola a la necesidad adulta de mamar.

Hasta la fecha no se han encontrado las causas de la tartamudez, pese a los avances de la ciencia y la investigación sobre los trastornos del habla.

¿Cómo podemos ser eficientes al comunicarnos con alguien que tartamudea?
Cuando hables con una persona que tartamudea, trata en todo momento de comportarte exactamente igual que lo harías con otra persona (“Respétanos, esa es la mejor ayuda que tu nos puedes brindar“).
Evita hacer comentarios tales como: “Habla más despacio”, “No te pongas nervioso”, etc… ya que estos comentarios hacen que la situación de habla se torne más tensa y desagradable.
No “ayudes” a la persona que tartamudea completándole la frase; (“DÉJANOS HABLAR“)
Mantén el contacto visual y no te avergüences, burles o rías de la situación.
Cuando tú hables, utiliza un ritmo pausado y tranquilo, sin que parezca poco natural o exagerado.
Intenta transmitir a la persona que lo importante es lo que dice y no cómo lo dice.
Cuando la persona que tartamudea salga del bloqueo o hable fluidamente, no le digas frases como “Lo hiciste bien”, “Te felicito, estás hablando mucho mejor”. Esto, hace que se sienta evaluado cada vez que habla.
Es importante recordar… que una persona con dificultades en su habla tendrá más dificultad en controlarse hablando por teléfono. Sea extremadamente paciente. Si coge el teléfono y no oye nada, asegúrese que no sea alguien con problemas de tartamudez.

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre