Inicio Salud, Belleza y Mente Nutrición en condiciones de discapacidad

Nutrición en condiciones de discapacidad

307
0
COMPARTIR

Constanza Campano Abufom, Nutricionista, Centro Médico Mar de Piel, conniecampanoabufom@gmail.com

 

Ya pasada la Teletón es inevitable pensar en los niños con diferentes condiciones de discapacidad, las cuales pueden ser: mentales, físicas, psíquicas, visuales o auditivas. Por esta razón es necesario identificar la clase de alteración y cómo puede afectar en su estado nutricional.

La alimentación de los pacientes va depender de su estado de salud, edad, sexo, grado de discapacidad, situación económica, psicológicos, sociales y funcionales (si permanece acostado, usa muletas, silla de ruedas o que se encuentren ostomizado.)

En su mayoría, los pacientes requieren ayuda de familiares o cuidadores externos, que se hacen cargo de su alimentación, desde la compra de insumos hasta la preparación de sus comidas. Para la administración de los alimentos, los niños pueden necesitar ayuda para llevarse los bocados a la boca, otros tienen problemas para masticar, tragar, digerir y absorber los nutrientes, por lo que es necesario un plan individual de alimentación, que cubra sus requerimientos nutricionales específicos.

La incapacidad de digerir los alimentos, ya sea a causa de la enfermedad en sí o por la misma inactividad motora, va deteriorando la condición física del paciente, lo que conlleva a posibles alteraciones digestivas como la diarrea o estreñimiento. Asimismo la actividad física limitada condiciona un incremento del porcentaje de grasa y un mayor riesgo de tener un sobrepeso u obesidad.

  • Algunas recomendaciones nutricionales para mantener tener un estado nutricional óptimo:
  • Conservar un peso saludable
  • Tener una alimentación completa, equilibrada, suficiente, adecuada e inofensiva.
  • Escoger alimentos altos en fibra como: cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, los que otorgan a su vez micronutrientes esenciales como vitaminas y minerales.
  • Consumir una buena cantidad de agua.
  • Preferir fuentes proteicas tales como: carnes blancas, preferentemente pescado y huevo, ya que este último es la mejor proteína, porque otorga los ocho aminoácidos esenciales (que el cuerpo no produce)
  • Moderar el consumo de grasas de origen animal.
  • Limitar el consumo de azucares simples (dulces, chocolates, pasteles) y alcohol.
  • Consumir legumbres mínimo dos veces a la semana.
  • Ofrecer alimentos en preparaciones y texturas adecuadas (consistencia sólida, papilla o liquida) de manera individual.
  • Realizar la alimentación en un ambiente placentero y en compañía.
  • Tener presente el tiempo que lleva con esa discapacidad.
  • Incluir la rutina de actividad física (lo que ayudará con el gasto de energía y a mantener el balance metabólico) lo que permite tener una vida saludable.

Es fundamental que pacientes con este tipo de discapacidades consulten siempre con una Nutricionista.

COMPARTIR
AnteriorEl arte de escuchar
SiguienteInvestigan alunizaje en supermercado Acuenta
Radio San Bartolomé
Red de Radios San Bartolomé fue fundada el 24 de Agosto de 2001, es una emisora 100% regional, contamos con una programación preferentemente de servicio y noticias.

RESPONDER

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre